Frankenstein sigue vivo

En este escenario del Montblanc,  Chamonix, Ginebra, se desarrolla parte de la acción de Frankenstein. Una naturaleza que relaja al desesperado estudiante Victor Frankenstein.

Quisimos crear un cierto aire de misterio en nuestra última sesión del club de lectura de este año que se termina. Encendimos velas, llenamos la mesa con las diferentes ediciones de Frankenstein y fuimos desentrañando algunas de sus claves.

La edición de 1818 se publicó en  tres volúmenes, la siguiente de 1831 en un solo volumen que contiene 24 capítulos. Esta última está mejor hilvanada aunque la de 1818 es alabada por los críticos por su frescura. Mary era una jovencita de 18 años cuando la publicó por primera vez, para la siguiente era ya viuda y se había convertido en una mujer más prudente.

La acción transcurre en diversos escenarios: Ginebra (Suiza), Alemania, Gran Bretaña y el Polo Norte.

La estructura epistolar del relato no es sencilla y ahí radica también su interés. Las primeras 16 páginas incluyen 5 cartas. El relato de Víktor (149 páginas, 24 capítulos) es el más amplio, e incluye el alegato del propio monstruo; y 12 paginas finales con otras 5 cartas. Podríamos decir que el relato contiene varios trozos o partes que juntos crean la novela. Un puzle que el lector ha de componer. Una especie de caja o muñeca china que dentro incluye otra más pequeña, y así sucesivamente. Como el propio monstruo podemos decir que la novela está hecha de retales. Narrativas concéntricas las ha llamado Isabel Burdiel en la edición de Cátedra (Página 75)

La novela de Frankenstein tiene una estructura de cajas o muñecas chinas.

Tiene dos narradores principales. El estudiante Víctor Frankenstein y el propio monstruo, la criatura. Esta fábula sigue produciendo fascinación en los lectores de hoy. Aquí algunas de las cosas que se dijeron:

Me ha sorprendido lo poco que describe Mary al monstruo (Páginas 120 y 121 de la edición de Nórdica). La imagen que tenemos es de las películas no de la novela. 

El monstruo es una criatura desvalida, que carece de afecto y que es abandonada a su suerte. Es mi personaje preferido, el que más me emociona. Las páginas en las que explica cómo aprende a leer observando a la familia Lacey, son magníficas. (Página 173 y 174 de la edición de Nórdica).

La parte que más me gusta es cuando habla el monstruo, cuando se queja de no tener familia, de no tener con quién hablar, a quién amar. Creo que mucha gente que se siente distinta, por su aspecto, orientación sexual, etc. puede conectar con esta obra. Me recordó la película de El hombre elefante.

Víctor Frankenstein acude a la Universidad de Ingolstadt (Alemania). Es en esta ciudad donde crea al abominable monstruo. La acción transcurre en 17??.  Se publicó por primera vez en 1818.

No sabía que el castillo de Frankenstein existe en realidad, aunque está en ruinas y que tenía una leyenda: en él vivía un alquimista de triste fama obsesionado con hallar una cura para la muerte. Hacía experimentos macabros, para ello profanaba tumbas, robaba restos humanos y molía huesos. De aquí sacó Mary shelley la idea.

La novela tiene tintes feministas, esto dice Víctor refiriéndose a su prometida: Elizabeth aprobaba los motivos de mi marcha, y solo lamentaba el no tener las mismas oportunidades que yo para ampliar su campo de experiencia y cultivar su mente. (Páginas 275 de la edición de Cátedra)

La novela me ha llevado a investigar sobre el mito de Prometeo. Y sobre la vida de Mary. Me ha provocado mucha curiosidad. Me ha encantado la biografía novelada de Charlotte Gordon (Circe, 2018). ¡Me la he bebido!

No es una novela para leer así por la noche, requiere estar muy alerta para entender bien la estructura. Toda la novela es un flashback casi hasta el final.

Y eran ya las nueve de la noche y podríamos haber seguido una hora más. Nos despedimos con esta reflexión.

¿En qué se diferencia de otras novelas góticas? Lo que produce horror no es algo sobrenatural, es algo que podría ser. Por eso produce tanto miedo. El intento de romper con el orden natural de las cosas. Un intento de suplantar a Dios. Es una apelación a la responsabilidad del creador no un rechazo a la ciencia. Hoy en día temas comos los límites éticos de la ciencia, los cyborgs, la robótica, los transplantes, el tráfico de órganos, etc. hacen que la historia siga vigente incluso más que cuando se creó. ¡El año que viene más! ¡Feliz Navidad!

Anuncios

Un paseo por Villa Diodati

Mañana jueves 20 de diciembre tendremos la última sesión del club de lectura de este año. Y nos despedimos nada menos que con Mary Shelley y su criatura. Para ir entrando en situación os invitamos a dar un paseo por el lugar en el que Mary Shelley escribió Frankenstein.

Hemos manejado las dos ediciones (1818 y 1831) y analizaremos las diferencias entre una y otra; la primera es más fresca y la segunda está mejor hilvanada. Hablaremos de los distintos narradores, de esa estructura de cajas chinas, de esos parajes helados, etc. ¿Sabíais que ya en 1823 se adaptó al teatro y acudió la propia autora? It’s alive se títuló. Fue una de las razones por las que se hizo pronto tan popular. Luego el cine catapultó al monstruo a la fama mundial.

Se dice, sin embargo, que es una de las obras más famosas del mundo y menos leída. Hasta el punto de que se confunde a la criatura con el doctor Víctor Frankenstein. Porque Frankenstein no es el monstruo, es su creador, el científico loco. Os esperamos mañana a las 19.30 e la planta baja. Estáis invitados incluso aquellos que no habéis leído la novela. Tras el encuentro seguro que os animáis a hacerlo.

Frankenstein cumple 200 años

Fotograma de la película Frankenstein (1931) de James Whale. El actor  Boris Karloff hace de monstruo y para siempre esa será la imagen que tengamos de la criatura.

Víctor Frankenstein, un estudiante suizo, obsesionado con el secreto de la vida, construyó un cuerpo a base de cadáveres. Desde entonces no han dejado de surgir hipótesis que tratan de explicar las mil caras del mito de Mary Shelley.

En 2018, la criatura de Frankenstein or, The Modern Prometheus (1818), novela con la que Mary Shelley dio vida a uno de los mitos clásicos más influyentes de la era contemporánea, volverá a la vida 200 años después de su creación mediante multitud de iniciativas llevadas a cabo alrededor del mundo para rememorar el nacimiento de este icono de la literatura fantástica y gótica.

Pero ¿por qué? ¿Tan leído es aún ese libro escrito hace dos siglos? ¿Cuál es su legado? ¿Sería un icono universal si no fuera por sus adaptaciones cinematográficas? ¿Si el cine no lo hubiera convertido en pura cultura popular?

La Universidad de La Rioja participa en esta conmemoración con ‘It’s Alive! Frankenstein 200: I Curso de Literatura Romántica Angloamericana’. Se trata de un curso teórico-práctico que se desarrollará durante este mes de abril para conmemorar el bicentenario de la publicación de la primera edición de Frankenstein y que pretende poner de manifiesto el legado de esta obra en el panorama cultural europeo durante los últimos dos siglos.

Desde la Biblioteca os animamos a sumaros a la iniciativa, a descubrir o a releer esta novela y asistir a alguna de las sesiones del curso. La primera es este mismo jueves en la céntrica librería logroñesa Santos Ochoa (Calvo Sotelo). ¡Allí nos vemos!

Inocente e irónico Wodehouse

P.G. Wodehouse (Inglaterra, 1881-1975) autor de la novela Amor y gallinas.

Amor y gallinas está protagonizada por un fanfarrón llamado Ukridge y su amigo, el escritor Jeremy Garnet. Ninguno de los dos está familiarizado con el mundo rural y sin embargo, deciden montar una granja de gallinas para vender huevos. Partiendo de esta ridícula idea Wodehouse nos pasea por la Inglaterra rural y nos divierte hasta el punto de lamentar que la historia acabe.

La sesión del club de lectura dedicada a Wodehouse resultó muy amena, cada cual fue leyendo en voz alta sus párrafos preferidos y nos regodeamos con algunas de sus expresiones. Os dejamos aquí un pequeño resumen.

Mi personaje favorito de la novela es Ukridge, siempre con sus chanchullos, siempre necesitado de dinero, lleno de deudas con los tenderos cercanos pero con un humor excelente y sabe disfrutar de la buena comida y del mejor güisqui.

A mí me encanta cuando en la página 48 describe a una de las gallinas: Era una gallina bolchevique, siempre en el fondo de todos los motines de la granja de aves, que se comía todos los días una cantidad de alimento cuyo peso era superior al suyo y se negaba a resueltamente a poner un solo huevo. 

Lo mejor es el uso del lenguaje, esas frases tan ingeniosas, esos adjetivos, esos adverbios, la ironía que despliega. Se nota que buscaba la palabra justa. La mezcla de palabras exquisitas con otras del lenguaje popular: Necesitaba, como quien dice, batir sus alas y cacarear. (Referido al profesor Derrick) (Página 159) / Cuanta más gente haya en el mundo más huevos comprarán (Página 25)

Me llama la atención la inocencia de los personajes, las parejas se enamoran, se quieren pero ni siquiera se besan, es todo muy inocente. 

Una de las escenas más hilarantes es cuando están nadando y Garnet le pide la mano de su hija al profesor mientras Ukridge intercede. (Páginas 146 y 147)

Creo que refleja muy bien el carácter de los ingleses, que no pierden las formas. Incluso en los momentos más tensos no pierden la compostura. En la página 148, el profesor a pesar de estar furioso con Garnet, lo más que se atreve a llamarle es bribón descarado.

Hablamos también de su vida y de su prolífica obra y todos coincidimos en la inocencia del escritor, en esos personajes que parecen adolescentes atolondrados sin maldad alguna. Os dejamos con un capítulo de la popular serie Jeeves and Wooster, grabada en 1993, con Stephen Fry dando vida a Jeeves y Hugh Laurie (Doctor House) al señorito Wooster. Os recomendamos especialmente los relatos de Jeeves.

Amor y gallinas de Wodehouse

Obras de Wodehouse disponibles en el la BUR. ¡Lee todo lo que puedas, todas son divertidas!

Tras el descanso navideño volvemos a las clases y al trabajo. Es hora de guardar las bolas, las luces y el espumillón; hora de volver a la verdura y el filete. Aquí en La Rioja estamos rodeados de nieve y nada mejor para capear el temporal que la lectura. Este mes de enero estamos leyendo a Wodehouse, el autor que explicó como nadie la exquisita frivolidad del alma inglesa.

Nos centraremos especialmente en una de sus más disparatadas novelas: Amor y Gallinas (1906). Mezcla expresiones elegantes con otras muy coloquiales y el resultado es magnífico, no puedes parar de reír. Y lo más curioso es la sensación de espontaneidad que producen, parece que le salga natural, que no esté trabajada esa escritura y en realidad lo está y mucho. Wodehouse fue un hombre muy trabajador, dicen que no pasó un solo día sin escribir, que era de una disciplina férrea.

Os esperamos el  jueves 18 de enero a las 19.30 en la planta baja de la BUR.

Lejos del mundanal ruido

Se acaba de estrenar en el cine la adaptación de un clásico de la novela victoriana: Lejos del mundanal ruido. Su protagonista, Bathsheba Everdene, está considerada como la primera mujer feminista de la literatura. Su autor, Thomas Hardy (1840-1928) consiguió con esta novela su primer gran éxito. Ya había sido adaptada al cine en 1967 por John Schlesinger’s con Julie Christie como protagonista. También tuvo su secuela con la novela gráfica, Tamara Drewe, de la que ya hemos hablado en este blog.

Pues bien, esta nueva adaptación protagonizada por la aparentemente frágil Carey Mulligan (An education y Daisy en El gran Gatsby) es una delicia. Ovejas, pastores (uno muy guapo claro), paisajes bucólicos, amor, decepción, muerte, de todo hay en esta peli que se ve con gusto y que te da pena que se acabe. ¡Abstenerse antirrománticos!

Los limericks de Edward Lear

En el club de lectura dimos un repaso a los autores más representativos del humor nonsense: Lewis Carroll, Edward Lear, Peter Newell, Maria Elena Walsh (limericks en español) y Shel Silverstein. Hemos dejado estos libros en la cesta del club por si alguien quiere seguir con el nonsense.

En el club de lectura dimos un repaso a los autores más representativos del humor nonsense: Lewis Carroll, Edward Lear, Peter Newell, Maria Elena Walsh (limericks en español) y Shel Silverstein (sus versos van siempre acompañados de un dibujo que los completa o les da su sentido) Hemos dejado estos libros en la cesta del club por si alguien quiere seguir con el humor absurdo.

La planta baja de la biblioteca se llenó de gente ayer por la tarde para hablar de Edward Lear y su humor nonsense. El primero en llegar fue uno de los editores de Pepitas de calabaza, Víctor Sáenz-Díez (Julián Lacalle no pudo acudir) que nos habló de lo mucho que le apasiona el oficio de editor aunque tiene sus dificultades: la distribución es lo más complicado. 

Y la traductora, Elvira Valgañón, ex-alumna de la Universidad de La Rioja, estaba muy contenta de volver a la biblioteca y reencontrarse con conocidos. Y no paraba de llegar gente (hasta 25 personas) y Elvira nos contó que su compañero en la traducción de Nonsense, Ángel María Fernández, es poeta.

Escribe poesía y su universo tiene mucho que ver con el de Lear; es muy viajero y como estuvimos trabajando en la traducción durante todo el verano, a veces nos leíamos los limericks por skype y así nos comunicábamos. Nos hemos reído mucho pero también ha habido momentos de desesperación; algunos salían solos pero otros ha habido que darles muchas vueltas.

Elvira y daenz diez

Elvira Valgañón y Víctor Sáenz-Díez respondiendo a las preguntas. Fuimos bastante escrubiosos ¡No les dejamos ni respirar!

Y salpicamos la sesión con anécdotas de la vida de Lear: paisajista, retratista de loros, caricaturista; tocó muchos palos durante su vida pero curiosamente lo que le ha hecho pasar a la posteridad ha sido su literatura. Seguramente si levantara la cabeza él sería el primer sorprendido.

Los limericks (estrofa de cinco versos con rima AABBA; de 9 y 6 sílabas) tienen un ritmo imposible de trasladar al castellano, la pauta nos la daba el segundo verso, es el que marcaba el topónimo. Hemos elegido algunos pueblos de La Rioja porque nos apetecía hacer ese guiño.

Había un hombre anciano de Alfaro

con ademanes escrubiosos y raros;

siendo como era delgado y esbelto,

miró por encima de un parapeto

y vio dos patos gordos de Alfaro.

(Página 173 de Nonsense)

Lear inventaba muchas palabras y usaba mucho los adjetivos runable (en geneal suele ser algo bueno) y escrubioso (scroobious; algo malo). Hemos sido quisquillosos con la medida de los versos aunque a veces ha habido que hacer concesiones.

grupo numeroso

Leímos unos cuantos limericks en inglés y en español. La edición de Pepitas es bilingüe.

La aliteración (repetición de sonidos consonantes) también es una figura muy utilizada en los limeriks: The rural runcible raven (Pg. 257 Nonsense)

Los limericks tienen mucho que ver con el juego, con el mero disfrute de los sonidos, de las palabras. Siempre tienen un ritmo alegre y juguetón. Y así fue nuestra sesión, tan divertida y juguetona que nos dieron las nueve y hubo que despedirse aunque nadie se quería marchar. Gracias a Elvira y a Víctor por su tiempo y por todo lo que nos enseñaron.

mayte riendo 2

Antes de despedirnos nos hicimos una foto de recuerdo. Nos encontramos de nuevo el 19 de febrero. (21 horas del 22-01-2015)

Literatura nonsense

Edward Lear

Edward Lear. Jovencita encaramada a un peral.

Para nuestra próxima sesión del club de lectura tendremos dos invitados: un editor, Julián Lacalle, responsable de la editorial Pepitas de calabaza y una filóloga, Elvira Valgañón. Ellos tienen la culpa de que por la biblioteca andemos todo el día leyendo en voz alta esos divertidos poemas de cinco versos acompañados de un dibujo llamados limericks; siempre tienen un tono jocoso y absurdo.

Había una jovencita de Orio / a la que abandonaban sus novios;

se encaramó a un peral / y dijo: “Me da exactamente igual”,

lo que avergonzó a la gente de Orio.

No los inventó Edward Lear pero sí logró componer los más divertidos hasta el punto que hoy en día está considerado un clásico del género. Escribió limericks, poemas, relatos cortos, bestiarios, catálogos botánicos, recetas de cocina (memorable su receta para hacer amblonguillos) y otras cosas igualmente inútiles y absurdas; su gato Foss protagoniza muchos de sus poemas.

Profundizaremos en la obra de Lear que sigue siendo un referente y motivo de inspiración para otros creadores (Edward Gorey, Tim Burton, etc.). Queremos que nos cuenten cómo surgió la oportunidad de editar la obra de este artista gráfico y con qué dificultades se han encontrado para traducir del inglés sus poemas rimados. Y también les pediremos que nos cuenten cómo ha sido su periplo por la Feria del Libro de Guadalajara (FIL) a la que acudieron como invitados el pasado mes de diciembre.

Y hablaremos también de otros autores de nonsense: Lewis Carroll, Shel Silverstein, Maria Elena Walsh (limericks en castellano) etc. ¡Que no falte nadie que va a ser muy divertido! Y no olvidéis pasaros por la exposición en la librería Santos Ochoa.

Los limericks de Lear serán los protagonistas de nuestra sesión

Los limericks de Lear suelen aparecen en muchas recopilaciones. Materiales disponibles en la cesta del Club de lectura de la Planta Baja de la BUR.

ActualFestival nos trajo el humor absurdo de Edward Lear

Las calles de Logroño están empapeladas con Actual 2015

Las calles de Logroño empapeladas con los carteles de Actual 2015 (05-01-2015)

Hace un frío del carajo en Logroño pero nada nos está impidiendo disfrutar de este Actual 2015 repleto de música, cine, teatro, libros, cómics y exposiciones. Son tantas las propuestas que hay que seleccionar programa en mano, y claro, como la cabra tira al monte, nosotros nos hemos dejado caer por la presentación de un libro: Nonsense.

Elvira valgañon y luis 2

Elvira Valgañón y Angel Mª Fernández, traductores de “Nonsense” en la librería Santos Ochoa de Logroño. (02-01-2015)

lear

La editorial riojana Pepitas de calabaza ha editado con una nueva traducción los limericks de Edward Lear. La edición bilingüe de pequeño tamaño es una auténtica joya.

Y allí conocimos a Elvira Valgañón que estará con nosotros en la próxima sesión del club de lectura. Elvira nos habló de la biografía de Lear, y de la dificultad de la traducción:

Es nuestro primer trabajo como traductores, los de Pepitas nos lo propusieron de manera insensata y nos hemos vuelto locos buscando las palabras que rimaban, las que se ajustaban a la medida; decidimos cambiar los nombres de los pueblos ingleses por otros más cercanos a nosotros y hasta nos hemos permitido algún guiño riojano. ¡Ojalá os guste!

Detalle exposicion santos ochoa

Imagen de unos de los limericks expuestos en la librería, estarán hasta el 31 de enero.

Luego, mano a mano con su compañero Angel Mª Fernández, leyeron unos cuantos limericks.Y Ángel se permitió alguna que otra broma absurda, efímera y saltarina, como los limericks de Edward Lear: El libro no hace falta leerlo, se puede pintar también.

Aprendimos mucho sobre Lear y nos divertimos también mucho y claro el acto acabó con un vino riojano. Volveremos otro día para ver más despacio las ilustraciones del libro que estarán expuestas durante todo este mes de enero en la librería. ¡Un lujo este ActualFestival!

Exposicion comic santos ochoa

III Feria de Libros ilustrados y Cómics en la librería Santos Ochoa. Del 2 al 31 de enero de 2015.

Bancos literarios por las calles de Londres

Bookbench (Londres 2014)

Bookbench (Londres, verano 2014) 50 bancos se han colocado en total en la ciudad. Han sido diseñados por artistas locales.

Este verano de 2014 la ciudad de Londres está todavía más literaria. Y todo gracias a la National Literacy Trust que ha promovido una campaña para concienciar a los ciudadanos de la importante tarea que realizan y buscar apoyos. Han partido de una escultura en blanco con forma de libro abierto que hace de lienzo para los artistas.

Bookbench (Londres, 2014)

Escultura en forma de libro abierto sobre la que artistas locales han pintado obras representativas de la literatura inglesa.

En total han colocado cincuenta bancos literarios en distintas calles y escenarios de la ciudad. De esta forma homenajean a autores y personajes literarios ingleses: los hay clásicos (Dickens, Sherlock Holmes) y otros muy actuales (El diario de Bridget Jones); Literatura para adultos y Literatura Infantil y Juvenil (LIJ) (Peter Pan, The gruffalo, El diario secreto de Adrian Mole, etc.)

Clarice Bean (Lauren Child)

Clarice Bean (Personaje de Lauren Child; en España es conocida por la serie de TV “Juan y Tolola”)

Con todo ello se pretende fomentar la lectura por placer y que los ciudadanos perciban la literatura como algo cotidiano. El periódico The Guardian propone además que se envíen fotos con personas sentadas en los bancos e incluso pide sugerencias para decorar el número 51. Echad un ojo al vídeo y contadnos cuál es vuestro favorito y proponed otros autores/personajes sobre los que sentarse. ¡No importa la nacionalidad!