Mark Twain, el padre de la literatura norteamericana

Logroño, jueves 18 de mayo de 2017. Biblioteca de la Universidad de La Rioja. Hablando de la obra de Mark Twain, el llamado padre de la novela americana. Última sesión del curso 2016-2017.

Así de contentos nos despedimos ayer en la última sesión del club de lectura de este curso. El encuentro resultó muy enriquecedor, todo el mundo había leído varias obras de Mark Twain y cosas sobre su vida (muy viajera y azarosa) y querían contrastar y compartir opiniones.

He disfrutado mucho releyendo Las aventuras de Tom Sawyer. El capítulo V en el que relata cómo un perro de aguas irrumpe en la iglesia y se pone a perseguir a un escarabajo (bicho pellizcón) es hilarante, no podía parar de reírme; me imaginaba la situación absolutamente. 

De jovencita leí Tom Sawyer pero creo que no me enteré de mucho, ahora lo he disfrutado un montón. La edición de Sexto Piso con ilustraciones de Pablo Auladell es un lujo. La traducción de Mariano Peyrou fantástica. ¡Qué fresca suena! 

Así ha dibujado Pablo Auladell a Tom y Becky cuando se pierden en la cueva. Sexto Piso, 2015

Las aventuras de Huckleberry Finn es más ardua de leer pero refleja muy la sociedad americana del XIX y entiendes la América de hoy. 

A mí me gustan sus cuentos, lees uno en un periquete y siempre hay un chispazo, un momento de sorpresa o diversión. ¡Ha sido un descubrimiento! ¿Y qué me decís de las peripecias de Wilson cabezahueca

Yo recomiendo Guía para viajeros inocentes, no deja títere con cabeza, a los guías turísticos los pone a caldo, se mete con todo el mundo con ese humor sarcástico suyo. 

Es un autor divertido pero ahí te muestra la esclavitud, las diferencias sociales, la violencia de esa joven América. Si escarbas encuentras mucha humanidad en esos personajes.

Y para terminar pasamos una encuesta para hacer una valoración del club, eso os lo contaremos otro día. Ya sabéis que el club descansa en verano pero este blog sigue alimentándose. ¡Esperamos comentarios!

¿Por qué nos cae tan bien Paul?

Puente Jacques Cartier en Montreal. ¿Sabían que Montreal es una isla? Citado en el volumen Paul en el campo, en el relato El turismo extremo.

Este mes de abril el club de lectura ha estado dedicado al cómic de Paul del canadiense Michel Rabagliati. Hemos leído los 7 volúmenes traducidos al castellano y nos ha encantado a todos. ¿Y por qué? ¿Qué tiene de especial este personaje para que queramos saber más sobre él? ¿Por qué ha triunfado en medio mundo?

Ambientado en los años setenta es un cómic autobiográfico y hay en él mucho de nostalgia. Rabagliati cuenta muy bien la adolescencia, la primera vez que hacemos autoestop, primera relación sexual, etc. nos sentimos identificados con las vivencias de este ingenuo adolescente. Paul es encantador como hijo, como padre, marido y yerno. Es buena gente pero no relamido ni perfecto. Vamos leyendo los volúmenes y le vamos conociendo: amante de la naturaleza, defensor de los animales (osos, pájaros, etc.), clara conciencia social, critica la deforestación, la especulación inmobiliaria, etc.

El guión y el dibujo se complementan, los dibujos nos dicen cosas que no cuenta el texto de modo que has de estar muy atento. Por ejemplo en la historieta titulada Error de impresión (Paul en el campo) vemos a una delicada colegiala meter la mano en el bolso de Lucie y robarle, el texto en cambio alaba sus modales.

Toda la serie de Paul publicada en castellano.

Lenguaje coloquial, nada relamido, un lenguaje muy cerca de la oralidad, de cómo hablamos cada día. En el original en francés, utiliza argot y esa es una de las claves de su éxito. La traducción al castellano suena muy natural, es frecuente el uso de tacos y expresiones populares.

Un porrón de años / No nos costará ni un real / El entrenador era de tipo sanguíneo y estaba siempre a un pelo de salirse de sus casillasSi mi padre ve aparecer a dos tipos como vosotros, sin avisar, como pedo en velatorio, los larga con cajas destempladas. (Paul en el Norte, página 84)

Una de nuestras historias preferidas en el volumen de Paul en el campo es El rizotto según Paul. Su abuela le enseña a hacer un buen rizotto y mientras cocinan le explica que el purgatorio, la reencarnación, etc. son solo patrañas.

No hay nada después de la muerte. Lo mismo da ser un mosquito que un Premio Nobel.

Nos enseña cosas de Canadá, historias, costumbres, parajes, etc. El ritmo de las historias es muy bueno, combina bocadillos con mucho texto con otras viñetas sin palabras. Se lee muy rápido porque es ágil y las anécdotas que cuenta son verosímiles. Desdramatiza temas como la enfermedad, la muerte, etc.

Michel rabagliati trabaja actualmente en su proyecto Paul a Montreal para la celebración de los 375 años de Montréal  2017. Así que aquí está una descripción de su proceso y las imágenes exclusivas del proyecto en desarrollo. El proyecto tendrá lugar en Montreal en agosto de 2017.

La escritura descolocada de Clara Obligado

Clara Obligado en Logroño. Jueves, 23 de marzo de 2017. Lleva 40 años viviendo en España.

El Ateneo riojano se llenó de gente para compartir con la escritora Clara Obligado y el editor de Páginas de Espuma, Juan Casamayor, un par de horas hablando de literatura. Juan Casamayor nos contó que la editorial Páginas de Espuma acaba de cumplir 18 años: A mí me gusta no solo editar libros, me gusta editar la obra de un escritor. Ser testigo de cómo un autor va creando su obra es un privilegio. Clara ha encontrado un espacio creativo en el que desarrollar su obra. He aprendido mucho de ella, por ejemplo la antología de microrrelatos, Por favor sea breve, fue idea de ella; ella siempre se adelanta.

Y luego Clara nos fue contando cómo siente ella la literatura: Quiero que mi literatura sea incómoda, la literatura no es algo para pasar el rato, la literatura ha de hacer pensar; para mí es un lugar de pensamiento, de creación. El mercado nos lleva a acomodarnos, la vida intelectual nos lleva a incomodarnos. Escribir es pensar, leer es pensar. 

La muerte juega a los dados es la historia de mi familia, mato al hombre en el primer capítulo, lo dejo ahí muerto en la alfombra. Esa primera parte es policíaca (Agatha Christie), hasta el cuento de El efecto coliflor; a partir de este cuento deconstruyo la historia y hago un homenaje al escritor irlandés Flann o’Brien

Y se abrió el turno de palabra para que los distintos clubes de lectura allí congregados pudiéramos preguntar. Se planteó el tema de la estructura de la novela y ahí Clara aclaró que se trata de un puzle que el lector ha de colocar. No le interesa la escritura lineal, le aburre, le interesa más la escritura descolocada, la novela fragmentaria, busca a un lector que piense, que se esfuerce en la lectura, que no busque solo pasar el rato. Un lector entregado.

Y también comentamos la importancia de las mujeres en su obra (Clara es feminista y ejerce) del exilio, de la infancia, de la memoria, de la violencia, del perdón. ¿Bajo qué coordenadas se puede perdonar? Desde luego no a costa del silencio, el silencio es cobardía. Acabó comentando que a los jóvenes les recomienda desobedecer, no hacer lo que les dicen sus padres, hacer lo que ellos quieran hacer de verdad. El cuento “Nada útil” es un homenaje a los jóvenes. Un cuento en el que no pasa nada, me costó mucho escribirlo, todo son emociones.

Y así nos despedimos. Hoy viernes Clara y Juan acuden a un encuentro con alumnos de un instituto logroñés. Abordarán su libro de relatos El libro de los viajes equivocados.

El Ateneo se llenó de gente (más de 100 personas) para escuchar a Clara Obligado. A su derecha el editor de Páginas de Espuma, Juan Casamayor.

Bob Dylan: como un canto rodado

José Andrés Cabello. Biblioteca de la UR. Jueves 16 de febrero de 2017.

Sergio  Andrés Cabello. 34 personas nos juntamos en la sala de prensa de la Biblioteca. 16-02-2017

Intensa y muy concurrida resultó la sesión de ayer jueves de nuestro club de lectura. Sergio Andrés Cabello empezó hablando de la obsesión de muchos escritores por escribir la gran novela americana: Hemingway, Steinbeck, Faulknert, Fitzgerald, Franzen, etc. Esa misma idea puede apreciarse también en algunos músicos, el propio Bruce Springsteen, sin embargo no es el caso de Bob Dylan. Demasiado individualista para representar ese mito.

Nos resumió las tres etapas fundamentales de la carrera de Dylan. Una primera etapa folk en la que actuaba solo con su guitarra y su armónica colgada al cuello y se convirtió en ídolo de toda una generación, representante de la canción protesta, del compromiso, idilio con Joan Baez, etc.

Pero a él lo que le gusta es experimentar, no quería quedarse quieto (1965), no le interesaba ser representante de nada ni de nadie, quiere hacer lo que le da gana. Siguió buscando, evolucionando, se electrificó (guitarras elécticas) y se echó en brazos del rocanrol. Es esta seguramente su mejor etapa en la que creó tres discos incontestables. En 1966 tiene un accidente de moto y decide darse un largo descanso de giras y actuaciones. Vuelve ya convertido al country. 

Y después Cabello abrió el debate que resultó muy rico porque varias personas habían asistido a un concierto en directo de Dylan e incluso un estudiante americano que está como Erasmus en la UR nos dio su opinión: Su gran aportación es la mezcla, cómo ha sabido fundir tantos ritmos (folk, blues, rock, etc.). No pueden separarse las letras de las músicas. En ese ensamblaje está la magia. 

Y a partir de ahí el resto de los asistentes, algunos vinieron por primera vez a esta sesión, fueron opinando.

Su aportación a la música popular en lengua inglesa es inconmensurable. Cuida mucho las letras, es pura poesía. Ha dignificado la música popular y ha incitado a otros a currarse las letras, a buscar poesía en las letras de las canciones. 

Está bien que el Nobel abra fronteras, que rompa estereotipos, pero el próximo que sea un escritor de los que publica libros. No les vaya a dar ahora por dárselo a otros cantantes. Con este como símbolo es suficiente.

Admiro su capacidad para salirse de lo previsible, para reinventarse varias veces. Pero mir prioridad para el Nobel es Nicanor Parra.

A mí me parece bien que se lo hayan dado, no tiene una gran voz, de hecho algunas versiones que otros cantantes han hecho de sus canciones me gustan más que cuando las canta él; el propio Springsteen por ejemplo. Pero sus letras (algunas traducciones, no todas) me encantan. Algunos opinan que solo por su álbum Blonde merece el Nobel. A mí por ejemplo la canción que le escribió a su mujer, Sara, es maravillosa. 

Muchas gracias al profesor Sergio Andrés Cabello por covertir la sesión en algo tan especial. Os dejamos con la canción que está considerada por buena parte de la crítica especializada como la mejor composición de la historia del rock. Una canción que dura 6 minutos y habla de una mujer que pierde fama y fortuna y se convierte en una vagabunda: Como un canto rodado = Like a rolling stone.

Sesión especial dedicada a Bob Dylan

Bob Dylan (Estados Unidos, 1941) 75 años de una larga y prolífica carrera.

Bob Dylan (Estados Unidos, 1941) cumplirá en mayo 76 años. Muchas de sus canciones siguen vivas cuando se leen sin música. Ha tenido una larga y prolífica carrera.

 Este jueves 16 de febrero tenemos una sesión muy especial dedicada a  Bob Dylan (Robert Allen Zimmerman). Premio Nobel  de Literatura 2016, es la primera vez que se lo conceden a un músico: Por haber creado una nueva expresión poética dentro de la gran tradición americana de la canción.

Un elemento recurrente en sus canciones son los personajes vagabundos, inmigrantes, músicos itinerantes, balas perdidas, gente que nunca llega a los sitios. Obsesionado con el tema de la muerte y el más allá. Queremos analizar sus letras, escuchar sus canciones, y hablar de todo lo que ha supuesto en el mundo de la música, la literatura, la poesía, etc. Y para eso hemos invitado a Sergio  Andrés Cabello, profesor de sociología de la Universidad de La Rioja y amante de la música. Junto al periodista Jorge Gómez, dirige un programa en Cadena Ser Radio Rioja y nos parece un gran divulgador. Os esperamos el jueves a las 19.30 en la planta baja de la BUR. ¡Entrada libre!

Vía revolucionaria, una novela demoledora

Obras de Richard Yates que hemos manejado para esta sesión del club de lectura. En todas hay mucho alcohol.

Obras de Richard Yates que hemos manejado para esta sesión del club de lectura. En todas hay mucho alcohol. Corrían los años cincuenta en Estados Unidos. Logroño, 19 de enero de 2017.

La sesión de ayer jueves estuvo muy concurrida, y es que la obra de Richard Yates no deja indiferente a nadie. Soledad, incomunicación, falta de sentimientos sinceros, de todo esto adolecen los personajes de Vía revolucionaria.

Los personajes están muy bien trazados, parece una obra de teatro, es como si los tuvieras delante, como si los estuvieras viendo y escuchando. No solo los protagonistas, también los secundarios. Mi personaje preferido es John, el profesor de matemáticas mentalmente perturbado, es el único que dice lo que piensa.

Me encanta cuando la pareja protagonista Frank y April Wheeler discuten, sabe muy bien reflejar la tensión, los diálogos son ágiles, cortantes, magníficos.

La trama está muy bien urdida, la tensión es constante y el final sorpresivo. Me encanta ese final en el que todo queda cerrado, todo encaja. Nada queda al azar.

Refleja muy bien cómo era Nueva York en los años cincuenta, los primeros bloques de oficinas que se tragan a hombres todos iguales: con cortes a cepillo, vestidos con traje gris y camisa blanca. O secretarias con tacones y trajes ceñidos. La obsesión por ser un hombre, por resultar viril, hay que hablar de trabajo o de coches y ellas de recetas de cocina y de ropa.

En situaciones graves, extremas, describe pequeños detalles que hacen más verosímil el relato. Es como cuando no recuerdas casi nada del funeral de tu padre pero sí que hacía viento. Cuando están en el hospital Frank y Shep esperando a ver qué ocurre con April dice el narrador: “De modo que continuaron de pie, escuchando el canturreo del celador y los rítmicos golpes de fregona contra la pared, así como ocasionales ruidos de pisadas de goma de alguna enfermera” Página 386

Recoge muy bien el conflicto entre los ideales juveniles y la asunción de responsabilidades en la madurez.También he visto la película y es estupenda, la recomiendo. Me ha recordado también a otra película: Lejos del cielo con Julian Moore.

Una de las personas del club nos contó que había vivido unos años en Estados Unidos y que las largas distancias provocan mucha incomunicación. Y nos habló del mundo de la enseñanza allí y la verdad es que resultó muy enriquecedor. Nos despedimos muy tarde porque la novela da para mucho, es demoledora. Y fuera hacía un frío del carajo.

Cuando tu marido es un elemento radiactivo

Jueves 16 de diciembre de 2016. Club de lectura de la BUR.

Jueves 15 de diciembre de 2016. Club de lectura de la BUR. Hablando de “Voces de Chernóbil”

No debe usted olvidar que lo que tiene delante ya no es su marido, un ser querido, sino un elemento radiactivo con un gran poder de contaminación. No sea usted suicida. Recobre la sensatez. (Frase de un médico a la mujer de un bombero. Página 32)

La primera de las historias de Voces de Chernóbil, Una solitaria voz humana, es una de las más conmovedoras. En la sesión de ayer jueves todos coincidimos en la dureza de la obra y sin embargo, en lo necesaria que resulta.

voces-de-chernobilEs sobrecogedora pero hay que conocer la historia, las cosas que pasan; tendría que ser de lectura obligada en los institutos, para que los jóvenes sepan lo que ocurrió, muchos desconocen por completo la gravedad de la catástrofe de Chernóbil.

Este libro yo no lo hubiera leído jamás, confieso que lo he leído por obligación, por compartir la lectura con vosotros. Porque soy muy escéptico, pienso que esto puede volver a pasar, en cualquier central nuclear, no son seguras. Y si ocurriera, nos engañarían de nuevo, no nos cuentan toda la verdad, en ningún país, capitalista o comunista. ¿Es segura Garoña? ¿Sabemos toda la verdad sobre Japón?

No había leído nunca una obra así, entre novela, reportaje literario, crónica periodística, entrevistas. La suma de todos los testimonios, muy distintos unos de otros, es lo que te da perspectiva, ves la catástrofe desde distintos puntos de vista.

Me gusta porque a pesar de las tragedias humanas que recoge, la autora mantiene cierta distancia, no cae en sentimentalismos inútiles, el tono es objetivo, y eso le da más fuerza si cabe. He leído que la autora afirma que El socialismo de hoy es una mezcla de prisión y jardín de infancia. El pueblo ruso lleva siglos sufriendo. El paso hacia el capitalismo lejos de ser suave ha sido salvaje, ha generado mucha desigualdad.

Desde luego, la obra provocó mucho debate y algunos rogaron que busquemos libros alegres para otras sesiones. Para compensar. Nos despedimos con estas palabras que pronunció la autora en su discurso al recoger el Premio Nobel en la Academia sueca:

¿Por qué escribo? Me han llamado una escritora de catástrofes, pero esto no es cierto. Siempre estoy en busca de palabras de amor. El odio no nos salvará. Solo el amor. Y tengo esperanza…

Anoche bebí demasiado

Jueves 18 de noviembre. Analizamos en profundidad el relato de John Cheever "El nadador". Un relato corto que se utiliza como ejemplo en muchos talleres de escritura.

Jueves 17 de noviembre. Analizamos en profundidad el relato de John Cheever “El nadador”. Un relato corto que se utiliza como ejemplo en muchos talleres de escritura.

Así empieza el relato de El nadador, un relato lleno de trampas. Uno de esos cuentos en los que notas que pasa algo que no se dice, que es más lo que se sugiere que lo que se cuenta, y claro, lo relees para saber qué es lo que hay ahí debajo. Para desmenuzarlo  leímos en voz alta el análisis que hace Eduardo Jordá en Lo que tiene alas. Y a partir de ahí surgieron muchos puntos de vista. En general a todo el mundo le había gustado Cheever como escritor; suena muy bien leído en voz alta, tiene una prosa ágil, rápida, sutil y precisa.

Me ha sorprendido cómo condensa la vida de una persona en un día; cómo te va contando la decadencia del protagonista, Neddy Merrill; sus problemas con el alcohol, lo que le ha llevado a perder su trabajo, su familia, sus amistades, etc.

Me encanta cómo empieza los relatos, en un par de frases ya te sitúa, te avisa de lo que te espera. Tiene mucho de oralidad, como cuando alguien te cuenta algo que le ha pasado / A mí me gusta cuando interrumpe un relato y añade detalles que no forman parte de la historia, como un inciso, y luego continúa con la trama principal. Me parece muy nuevo, fresco, en su forma de contar.

Yo recomiendo La geometría del amor, es una selección de cuentos de Cheever hecha por Rodrigo Fresán y además cuenta las circunstancias en que se escribieron, etc. Para los amantes del relato corto y de Cheever en particular está muy bien. / Yo he leído más relatos porque enseguida me enganché a su forma de escribir. Recomiendo El marido rural y La cuarta alarma

Algunos de los integrantes del club de lectura. Una sesión en la que también comparamos los relatos de Cheever con los de Carver.

Algunos de los integrantes del club de lectura. Una sesión en la que también comparamos los relatos de Cheever con los de Carver. Sala de prensa de la planta baja de la BUR.

Pues yo he leído sus Diarios, cuenta sus problemas con el alcohol, era un hombre muy religioso y bisexual; quería mucho a sus hijos y les cuidaba cuando eran pequeños pero no tanto cuando se revelaron en plena adolescencia. Era un hombre atormentado, no asumía su condición sexual. Todo el libro está lleno de alcohol. Pero finalmente consiguió dejar la bebida y seguir escribiendo y reencontrarse con sus hijos. Al acabar los diarios sientes que hay esperanza. Es la primera vez que leo los diarios de un escritor y creo que no será la última.

Y tras repartir los ejemplares de la siguiente sesión, Voces de Chernóbilnos despedimos hasta el 15 de diciembre.

Memorias de África

Sala de lectura de la planta baja de la BUR. Logroño, 20-10-2016

Hablando de Memorias de África. Sala de lectura, Planta baja de la BUR. Logroño, 20-10-2016

Ayer jueves 20 de octubre tuvo lugar la primera sesión del club de lectura de este curso 2016-2017. Nos juntamos 12 personas y tras los saludos y las presentaciones abrimos un primer turno de intervenciones para conocer las opiniones de todos sobre Memorias de África.

La novela me ha gustado mucho, he aprendido muchas cosas sobre África, sobre los kikuyus (nativos), los somalíes, sus costumbres, sentido de la justicia, etc. Las descripciones de animales y paisajes me han conmovido.

He estado en África y conozco esos paisajes que menciona Blixen pero creo que lo idealiza, ahora las ciudades como Nairobi (que ella menciona) están llenas de basura. Los nativos viven en reservas y se ponen sus trajes tradicionales para los turistas y cobran por las fotos. Esa idealización yo no la comparto. Me irrita el colonialismo y la expropiación de las tierras y ese sentirse superiores de los blancos. 

No he podido con la novela, tanta descripción, tanto paisaje, no he llegado ni a la mitad.

Comentamos que hay que enmarcar la obra en el momento en que fue escrita, no puede descontextualizarse. Es verdad que Blixen habla a veces de los nativos como seres inferiores, los cuida y protege pero desde arriba. Los europeos que llegaban a África no se consideraban colonizadores o inversores sino bondadosos administradores. El libro es también una sentida fotografía de la vida colonial en África durante las postrimerías del Imperio británico.

El jueves 20 de octubre de 2016 hablaremos de Memorias de África. Una novela que transmite ganas de vivir. Nos acercaremos a esta fascinante mujer: Isak Dinesen. 19.30 horas BUR.

Tras su regreso de África, escribió relatos que tuvieron también un éxito inmediato.

Yo me quedo con la fuerza de esta mujer que hacía de todo, lo mismo conduce un tractor, que caza leones, monta en avioneta, cura a los nativos, acoge a todo el mundo en su casa, etc. ¡No me extraña que la llamaran la leona!

Es una novela larga (370 páginas), contiene relatos cortos, no tiene una estructura narrativa lineal ni sigue ninguna cronología pero transmite una pasión por la vida que pocas veces encuentra una en un libro. Creo que ahí radica su éxito. 

La recomiendo a la gente que le gusta viajar y disfruta con las novelas de viajes.

Aclaramos también que en la novela la parte amorosa no tiene apenas peso (salvo el último capítulo en el que habla del accidente y la tumba de su amante) y que en cambio la oscarizada película hace mucho hincapié en la historia de amor. Para ello se usaron los diarios de Blixen que escribió posteriormente. Varias personas coincidieron en que la última parte, cuando hace los preparativos para irse de la granja, es especialmente conmovedor: Yo era la última persona que me daba cuenta que tenía que marcharme. Las colinas, los bosques, el viento, las praderas y los ríos sabían que nos íbamos a separar. (Página 319)

Y seguimos hablando y comentando párrafos especialmente significativos, etc. Y ya eran más de las nueve y nos despedimos pero hubiéramos podido seguir. Una sesión muy intensa. La próxima la dedicaremos a los relatos de John Cheever.

Balance del club de lectura curso 2015-2016

Balance del club de lectura. Lo mejor y lo peor.

Balance del club de lectura. Qué sesiones nos han gustado más, qué autores te apetece leer, etc.

En la última sesión del club de este curso, el pasado 19 de mayo,  pasamos una pequeña encuesta para saber con más exactitud la acogida de las sesiones y os ofrecemos aquí un pequeño resumen.

¿Qué sesión del Club de lectura te ha gustado más y por qué?

La de Raymond Carver porque es uno de mis escritores favoritos / La de Carver porque hubo mucha participación y aprendí cosas.

Marcovaldo de Italo Calvino, el protagonista me pareció encantador y la edición de El zorro rojo me encanta / La de Marcovaldo porque hubo puntos de vista muy distintos.

Hacerse el muerto de Andrés Neuman porque contar con el propio autor es muy enriquecedor e interesante.

¿Qué autor te gustaría que leyésemos? 

Por tiempo y maestría los relatos de Tobias Wolff: Aquí empieza nuestra historia.

A sangre fría de Truman Capote.

La carretera de Cormac McCarthy.

Algo de Mark Twain y cuentos de de Yasutaka Tsutsui.

Nos vemos allá arriba de Pierre Lemaitre

¿Algún género que eches de menos? chocolate-a-la-taza-720x500

Me gustaría leer más cómic; el álbum ilustrado que hemos trabajado en cursos anteriores también me encantó.

Algo de ciencia ficción / Literatura oriental / Policíaco / ¿Por qué no leemos algo de teatro?

¿Qué echas en falta? 

Es muy interesante cuando viene algún autor, editor, etc. /  Contar con algún especialista de vez en cuando es interesante; pero sin perder el espíritu del club, que no se convierta en conferencias.

Las sillas son muy incómodas.

Una taza de chocolate caliente para cada uno o Nestea según la estación. 

Podríamos hacer una cena en junio al acabar el curso. Una cena literaria.

Sencillo restaurante logroñés.

Tendremos que valorar lo de la cena literaria. Restaurante Tondeluna en Logroño de Francis Paniego, Premio Nacional de Gastronomía 2010.