Las hermanas Bunner o la urgencia del amor

Los junquillos amarillos o narcisos son elementos recurrentes en la novela Las hermanas Bunner. Los cita hasta tres veces en momento cruciales de la novela (páginas 126, 146). Siempre en la manos de la hermana más pequeña, Evelina, la más caprichosa.  ¿Por narcisista quizá?

Ayer jueves tuvimos una de las sesiones más exitosas del club de lectura. A todo el mundo le había entusiasmado la novela de Edith Wharton, Las hermanas Bunner.  Ambientada en el Nueva York de finales del XIX y con apenas 154 páginas colmó las expectativas de todas y todos.

Dice Soledad Puértolas en la introducción que Edith Wharton es una creadora de atmósferas, que sus descripciones nos remiten al cine. A nosotras nos parece que también podría adaptarse al teatro, por lo que tiene de estructura perfecta, todo funciona como un reloj perfectamente engrasado. Empieza Wharton describiendo el barrio (el callejón), entra en la tienda de las hermanas, y allí en esa tienda que es a la vez vivienda, allí, sucede todo: conversaciones que nos hablan de anhelos, ilusiones, decepciones e incluso muerte.

La tercera persona que narra (siempre desde los ojos de la resignada hermana mayor, Anna Eliza) va relatando (o grabando si pensamos en una cámara) lo que allí sucede,  salpicando las descripciones de diálogos breves pero elocuentes. No da puntada sin hilo.

La señora Hochmüller condujo a las hermanas Bunner al dormitorio, En él las invitó a dejar en una montañosa y blanca cama de plumas los mantos de cachemira bajo los cuales la solemnidad de la ocasión las había impulsado a cocerse, y, después de que dieran a sus vestidos de seda negra los tirones necesarios para recolocarlos y de que Evelina se ahuecara el cabello delante de un espejo decorado con conchas de color rosa, la anfitriona las hizo pasar a un salón poco aireado que olía a galletas de jengibre. (Página 71)

La novela tiene dos partes muy diferenciadas, la primera, más lenta, nos presenta a los personajes y el ambiente cerrado y anodino en el que viven. En la segunda parte, la novela coge velocidad, por momentos parece un relato detectivesco, no da tregua; y en la página 128 con el regreso de Evelina se ralentiza de nuevo, de ahí hasta el final es una lenta agonía. Anotamos aquí algunas de las opiniones de las personas que asistieron a la sesión.

La introducción de Soledad Puértolas la he leído antes y después de leer la novela y me parece muy esclarecedora.

Me ha sorprendido ver el papel tan triste que tenían las mujeres en el siglo XIX, las pocas opciones. Casarse como única salida, casarse a toda costa y con quien sea. Me alegro de no haber vivido esa época. Me ha hecho pensar también que esa urgencia sigue existiendo en países menos desarrollados que España o Europa. 

Me parece una novela muy interesante en muchos aspectos, literariamente por supuesto pero como documento sociológico, para saber cuál era la situación de la mujer hasta hace cuatro días. Dice mucho en apenas 154 páginas.

El lenguaje de la novela me parece sublime, frases largas, diálogos breves, adjetivos muy bien elegidos. Muy pulido. Una frase memorable refiriéndose a Ann Eliza: Empezó a notar un cansancio adelantado y doloroso.

Me encanta el personaje de La señorita Mellins (página 49-50 y 95), Wharton saca ahí su cínico humor. 

Me gusta todo de este libro: el fondo y la forma. Del fondo se ha dicho ya mucho pero de la forma me gustaría resaltar la portada de Elisa Arguilé (me encanta cómo ilustra esta zaragozana) y la propia parte física del libro, tengo varios de esta editorial (que también es de Zaragoza) y me parece que lo cuidan todo mucho. La traducción de Ismael Attrache es fantástica. Ni un error de tipografía, todo el libro es elegante. Me parece muy especial para regalar.

Yo también recomiendo Etham Frome, también es una novela cortita pero intensa. Y sus relatos cortos por supuesto. Páginas de espuma acaba de publicar el primer volumen. Es la primera mujer de la que van a publicar sus Cuentos completos. Queda pendiente de salir el segundo volumen. 

Anuncios

Edith Wharton escritora feminista

Edith Wharton (Nueva York 1862- París 1937) fue la primera mujer que ganó el premio Pulitzer en 1921. De origen aristocrático desarrolló también una gran labor social.

Edith Wharton (Nueva York, 1862-1937) ha pasado a la historia de la literatura como la autora de La edad de la inocencia. Con esta obra ganó el premio Pulitzer en 1921, la primera mujer en ganarlo. Por cierto, tres veces candidata al Nobel. Fue también la primera en conseguir un doctorado Honoris Causa por la Universidad de Yale. Una de las primeras mujeres en obtener la separación de su marido y una de las primeras reporteras de guerra que utilizó sus influencias de joven aristócrata para contar la Primera Guerra Mundial. A todo esto hay que añadir otra experiencia insólita: tener coche propio. No conducía, siempre iba con chófer, pero el hecho de tomarse esa libertad era ya un gran atrevimiento.

Nosotros hemos seleccionado para nuestro club Las hermanas Bunner, a pesar de su temprana fecha de redacción, los conocedores de su obra la consideran una de sus creaciones más logradas. En ella quedan patentes tanto su habilidad a la hora de desarrollar una trama como su maestría para describir el ambiente en el que se desenvuelven sus narraciones y las dudas y anhelos de sus personajes. En apenas 155 páginas relata la abnegación y el sacrificio con los que debían vivir las mujeres del XIX.

Este próximo jueves 15 de noviembre a las 19.30 nos encontramos en el club de lectura de la Biblioteca para hablar de estas desdichadas hermanas: Evelina y Ann Eliza. ¡Os esperamos!

¿Para qué sirve un festival literario?

Las ilustradoras Elena Odriozola , Leticia Ruiz Fernández y los escritores Sergio del Molino, Julio LLamazares, Constantino Bértolo, y Emilio Gancedo serán algunos de los invitados en este II Festival de Narrativas CUÉNTALO que se celebrará en Logroño del 21 al 25 de noviembre de 2018. Todos disponibles en la planta baja de la Biblioteca de la Universidad de La Rioja.

¿Para qué sirve un festival literario? Pues para encontrarte con autores y autoras a los que admiras o para descubrir a otros de los que ni siquiera habías oído hablar; para comprarte uno de sus libros y pedirle que te lo dedique. Para apuntarte a un taller de escritura o ilustración. Y, por supuesto, para pasar la tarde metido en un lugar calentito mientras fuera caen chuzos de punta; y, lo mejor de todo, para encontrarte con conocidos o amigos y de paso tomarte algo con ellos y conversar.

Todas ellas son razones que legitiman la organización de un festival literario. Pero también podemos aprovechar para sacar de la Biblioteca libros de esos autores y leerlos antes, durante y/o después del Festival.

Para eso, para facilitar el acceso y que no os paséis la tarde dando vueltas por la biblioteca (porque hay ensayo, novela, álbum ilustrado) hemos juntado los libros de las autoras y autores invitados y los hemos colocado en la planta baja, en la sala de prensa, al lado de las novedades.

Solo tienes que entrar en la Biblioteca, echar un vistazo y llevarte en préstamo lo que más te apetezca. Y ya luego te echas a la calle a vivir el II Festival de Narrativas CUÉNTALO en Logroño. Todavía no tenemos en papel el cartel que ha creado la gran ilustradora Elena Odriozola, en cuanto llegue lo añadiremos a la exposición.

II Festival de Narrativas Cuéntalo

“Jugando con las ramas” / Elena Odriozola (San Sebastián, 1967). Premio Nacional de Ilustración 2015 y nominada al Hans Christian Andersen 2018. Invitada al Festival logroñés.

El II Festival de Narrativas CUÉNTALO se celebrará en Logroño del 21 al 25 de noviembre y abordará la configuración de imaginarios rurales en las diferentes narrativas. Como invitados, de momento, sabemos que vienen todos estos.

En el marco del Festival se concede además el Premio Logroño de Narrativa. ¡Nos encanta que Logroño sea escenario de actividades literarias y artísticas durante cinco días! ¡Anótalo en tu agenda! Seguiremos informando.

Me he pasado la vida haciendo puntilla a las sábanas

Esta es la novela gráfica que ha ganado el Premio Nacional de Cómic 2018. Y Cómic del mes de octubre de la BUR (nº 70). Disponible en la planta baja. ¿Quieres estrenarlo?

Hace apenas unos días que Ana Penyas recibía el Premio Nacional de Cómic por su novela gráfica Estamos todas bien. La novela recoge los recuerdos de las dos abuelas de Ana, Maruja y Herminia. Ambas vivieron la posguerra y padecieron esa España pobre, triste y machista. Las mujeres no trabajaban fuera de casa, solo eran amas de casa, ya sabéis, sin paga, sin horarios, sin derechos. Mujeres que esperaban al marido, a los hijos, cosiendo.

Penyas utiliza fotografías, pequeños collages, mucha gamas de grises, no es un estilo amable, el tema desde luego no lo requiere, pero se lee de forma ágil. No es un guión especialmente elaborado, más bien retazos, anécdotas que sus abuelas le han ido contando. Todos encontramos reflejado algo de nuestra vida, reconocemos objetos, etc. Y ahora, esas abuelas, están bastante solas porque todos tenemos muchas cosas que hacer, mucha prisa. Eso también lo cuenta Ana Penyas.

Fantasía en la vida cotidiana

Alberto Chimal (México, 1970) autor de Los atacantes. Literatura fantástica en la vida cotidiana.

La primera sesión del club de lectura de este curso resultó muy animada con nuevas incorporaciones y muchas ganas de leer cosas distintas. El mexicano Alberto Chimal tiene una habilidad especial para contar experiencias que están en los límites de la vida cotidiana, la imaginación fantástica, lo insólito, lo imposible.

Afirma además que también la literatura fantástica puede incluir crítica social. A las autoridades les disgusta que nos cuestionemos la realidad. Por ejemplo en su cuento Los salvajes hace una parodia del mundo de la mafia. Os anotamos aquí algunas opiniones que fueron surgiendo.

A mí el cuento de Tú sabes quien eres, sobre el acoso a través de las redes sociales, me dio bastante miedo. Tuve que leerlo tres veces para situarme. Consigue crear una atmósfera de tensión muy grande.

El relato de La gente buena me puso los pelos de punta. Ese servilismo de los personajes Marco y Elda. Me ha recordado al tema de las madres de alquiler ucranianas. O el tráfico de órganos. Seres humanos obligados por la necesidad urgente de sobrevivir a comerciar con sus órganos, sus sentimientos, etc. 

A pesar de todo consigue darle a todo una chispa de humor, humor negro claro. 

Me gusta cómo maneja el lenguaje, cómo te va envolviendo, creando una atmósfera inquietante. Requiere releer pero merece la pena el esfuerzo. Desde luego te deja un poso, te replanteas tu propia realidad.

Yo también he leído el libro que acaba de publicar, Manos de lumbre, es menos fantástico, me ha gustado más que Los atacantes.

La nieta del señor Linh al teatro

Esta novela de Philippe Claudel ha vendido más de 200.000 ejemplares desde que se publicó en 2006. Nosotros la leímos en el club de lectura en 2011 y todavía hoy es motivo de comentario su sorprendente final. La traemos de nuevo aquí porque se va a estrenar una adaptación teatral en diciembre en Barcelona, en el teatro Lliure. Será un monólogo protagonizado por Lluís Homar en un montaje del director Toneelhuis Guy Cassiers

El tema del que trata la novela, está más de actualidad que nunca: la escasa capacidad de Europa para acoger inmigrantes. Nos ayudará a entender el dolor de estas personas mejor que las imágenes de los telediarios. Lo aborda de forma conmovedora y con un lenguaje sencillo. Os invitamos a sacarla en préstamo, tenemos varios ejemplares en la planta baja de la biblioteca: La nieta del señor Linh.

Una fría mañana de noviembre, tras un penoso viaje en barco, un anciano desembarca en un país que podría ser Francia, donde no conoce a nadie y cuya lengua ignora. El señor Linh huye de una guerra que ha acabado con su familia y destrozado su aldea. La guerra le ha robado todo menos a su nieta, un bebé llamado Sang Diu. 

Una Feria del libro enriquecida

Este próximo fin de semana empieza la 38 Feria del Libro Antiguo y de Ocasión en Logroño. Las protagonistas, además de los libros (19 librerías participan) serán las nubes. Raquel Marín (Pradejón, 1980) nos propone un taller de nubes. Javier Saéz Castán, Premio Nacional de Ilustración 2016 y ponente en las I Jornadas del álbum ilustrado que organizamos desde la Biblioteca en 2016, realizará un taller para adolescentes y adultos. ¡Los amantes de la ilustración no os lo perdáis!

Destacamos también la presencia de dos grandes narradoras orales: Estrella Ortiz y Cristina Verbena. Es un lujo ver que la feria se enriquece con actividades culturales de primer nivel. Mirad detenidamente el programa aquí. ¡Nos vemos por el Espolón!

Los atacantes de Alberto Chimal

Los cuentos fantásticos de Alberto Chimal protagonizarán nuestra primera sesión del club de lectura el jueves 18 de octubre a las 19.30. Planta baja de la BUR

Descubrimos al mejicano  Alberto Chimal gracias a la editorial Páginas de espuma especializada en relato corto. Teníamos ya ganas de traer a nuestro club de lectura el relato fantástico y Chimal lo maneja como nadie, en la línea de Maupassant, Allan Poe, etc. pero en entornos contemporáneos. Los atacantes contiene siete relatos de miedo a cual más desasosegante, habla del terror con el que convivimos, aun sin percatarnos, de los atacantes de nuestro confort. Sus historias transcurren en escenarios cotidianos, y es ahí donde surge el hecho fantástico.

Chimal es especialista en literatura comparada por la UNAM. Un gran amante de Twitter y de los blogs y gran divulgador. Junto a su pareja Raquel Castro, también escritora, mantiene un canal en Youtube fantástico para los amantes de la lectura y la escritura.

Acaba de estar unos días en España hablando de Manos de lumbre, otra colección de relatos que ha publicado con la mencionada Páginas de espuma. ¡Todavía no hemos podido leerlo! De todo esto hablaremos en el club de lectura. ¡Os esperamos el jueves 18 de octubre en la Biblioteca!