La vejez según Taniguchi

Ilustración de El olmo del Cáucaso de Jiro Taniguchi. Ponent Mon, 2016.

La sesión del club de lectura de ayer resultó muy variada, el cómic de Taniguchi, El olmo del Cáucaso, generó muchos temas de conversación. Todos coincidimos en que a través de estos ocho relatos se aprende mucho sobre la cultura japonesa. Hay un tema recurrente en todos ellos: la vejez. Y es que Japón es el país más longevo del mundo. Oficialmente, allí la tercera edad es a partir de los 70 años. En cambio las pensiones de jubilación son bajas, esto hace que muchos ancianos vivan con sus hijos, con la falta de libertad que eso genera, los problemas de convivencia, etc. Esto puede apreciarse por ejemplo en los relatos La vida de mi hermano y Los alrededores del museo.

Yo he leído cada relato de forma sosegada. No todos seguidos, leía uno y lo dejaba y le daba vueltas mientras hacía otras cosas. De esta forma lo he disfrutado mucho.

Me gustan más las obras de Taniguchi en las que él escribe también los textos. En esta, escrita por Utsumi, a veces veo demasiada moralina. 

Me cuesta mucho leer cómic, no me aporta nada el que tenga dibujos, sin embargo en este creo que he aprendido mucho sobre la sociedad japonesa. 

En Neflix hay una serie basada en otra obra de Taniguchi, El gourmet solitario, titulada Samurai gourmet, que es fantástica, aprendes mucho de gastronomía japonesa. ¡La recomiendo!

A mí me ha producido mucha ternura Los alrededores del museo. Esos dos ancianos que se enamoran a pesar de la presión de los hijos. Y el final resulta muy esperanzador. También me ha llamado la atención que aparecen muchos niños. Por ejemplo el relato Atravesando el bosque, protagonizado por dos hermanos, es muy sutil. El caballo blanco de madera también habla de la infancia y de cómo educamos a los hijos. 

El dibujo puede parecer frío y distante pero es el complemento ideal para las historias bastante tristes y con mucha carga emocional. 

Surgió el tema de la soledad, de lo que les cuesta a los japoneses las relaciones sociales, del sexo virtual, etc. Francamente esta novela gráfica nos dio mucho juego, a las 21.30 nos despedimos hasta la siguiente sesión, el próximo 23 de mayo, la última de este curso, con una novela llena de humor: La cámara verde.

Leyendo a Taniguchi en el club

Este mes de abril estamos leyendo en el club de lectura El olmo del Cáucaso de Jiro Taniguchi.

Este primaveral mes de abril, estamos todos leyendo El olmo del Cáucaso y otras historias… dibujado por el gran Jiro Taniguchi con guión de Ryuichiro Utsumi. Podríamos decir que estas historias apenas tratan de nada, nos cautivan por su simplicidad y su ritmo pausado. Os pedimos que elijáis dos historias que os gusten especialmente. ¡A ver si hay coincidencias!

Taniguchi inventó el concepto de manga sereno en contraste con el manga de acción lleno de onomatopeyas. El próximo jueves 11 de abril hablaremos en el club de lectura de esa paz interior que nos transmite el gran maestro del manga. ¡Os esperamos a las 19.30!

La princesa del manga

Cómic del mes de enero de la BUR (nº 73):  Maison Ikkoku. De la flamante ganadora del Gran Premio del 46 Festival Internacional de Cómic de Angulema 2019, Rumiko Takahashi.

El Gran Premio del 46 del Festival Internacional de Cómic de Angulema 2019 ha sido para Rumiko Takahashi, conocida mundialmente como la princesa del Manga. Tras más de cuarenta años de una carrera deslumbrante, más de 200 millones de copias vendidas en todo el mundo de sus obras, muchas de ellas convertidas en series de televisión, hemos querido hacerle un pequeño homenaje eligiendo Maison Ikkoku cómic del mes de enero de la BUR.

En sus inicios Rumiko vivía en un apartamento pequeño con sus dos asistentes. Era tan pequeño que muchas veces tenía que dormir en un armario. Eso, entre otras cosas, le sirvió de inspiración para su segunda obra: Maison Ikkoku. Y a partir de entonces, Takahashi ha publicado un éxito tras otro. Ha vendido millones de copias de sus tebeos y se ha convertido en una estrella mundial. Casi todas sus obras han sido adaptadas al anime.

En una sociedad en la que no aceptamos la diferencia, Rumiko siempre se ha centrado en destacar a los desvalidos y los excéntricos, argumentando su derecho a una segunda oportunidad. Sus héroes han marcado a más de una generación de lectores, en un trabajo que, a menudo en forma de comedia, es extremadamente progresivo.

Si os apetece saber más de esta autora, consultad este libro de Alfons Moline: Rumiko Takahashi, la princesa del manga. en el que analiza con detalle muchas de sus obras. En la planta baja dejamos expuesto todo lo que tenemos de Rumiko en la biblioteca (Fotografía de arriba).

Las aventuras de un niño en Malasia

Cómic del mes de mayo de la BUR (nº 65). Lat = Datuk Mohammad Norkhalid (Malasia, 1951)

Este mes de mayo hemos seleccionado un cómic protagonizado por un niño que vive en una pequeña aldea de Malasia (Kampung). Nos habla de su río, sus árboles, las casas silenciosas, el calor. Narrado en primera persona y desde los ojos inocentes de un niño, nos presenta a su familia, la plantación de caucho en la que trabajan y la gran mina de estaño del pueblo. Un mundo sencillo que está a punto de ser absorbido (años cincuenta) por las multinacionales.

Es una autobiografía firmada por Lat (Datuk Mohammad Norkhalid, 1951) que refleja la sociedad tradicional malaya, una sociedad musulmana y rural. Nos ha cautivado especialmente la soltura de su dibujo (casi esbozos) en blanco y negro, audaz, lleno de movimiento. Y el sentido del humor, esos personajes tan expresivos, tan gestuales, y con esas bocas llenas de dientes.

Kampung Boy es posiblemente el libro favorito de millones de lectores en el Sudeste Asiático. Aquí en España se ha traducido ahora por primera vez. Ha sido galardonado con múltiples premios. Y se hizo una serie de animación de 26 episodios premiada en el Festival de cine de animación de Annency. Se está construyendo un parque temático Kampung Boy en Malasia que abrirá próximamente. Te espera nuevecito en la planta baja de la Biblioteca. ¡No te resistas!

Olympe de Gouges

Olympe de Gouges (Francia, 1748-1793) de Catel and Bocquet.  Olympe vivió en uno de los momentos más convulsos de la historia de Francia. Cómic del mes de agosto de la BUR (nº 56)

En el siglo XVIII las mujeres no tenían derecho al voto, eran consideradas unas histéricas y se ponía en tela de juicio su capacidad intelectual. La primera mujer que podríamos considerar feminista fue Olympe de Gouges (Francia 1748-1793). Escribió numerosos panfletos reivindicando el divorcio, la libertad de la mujer para opinar políticamente, para amar, en definitiva para gestionar su propia vida. Uno de esos panfletos fue la Declaración de los derechos de la mujer y la ciudadana. También escribió obras de teatro. Todo ello le granjeó numerosos enemigos y murió guillotinada por su arrojo y atrevimiento.

Catel Muller (Strasburgo, 1964) es ilustradora de cómics y José-Louis Bocquet guionista. Juntos han triunfado especialmente con sus biografías de mujeres: Kiki de Montparnasse, Olympe de Gouges y recientemente Josephine Baker (todavía no publicada en España). Podríamos decir que han iniciado un nuevo género especializado en reivindicar la figura de mujeres olvidadas por la historia.

Aunque esta novela gráfica tiene más de 400 páginas se lee con mucha agilidad, los bocadillos tienen poco texto y la simpatía y claridad del dibujo en blanco y negro hacen que la lectura no resulte pesada a pesar de ser casi una novela histórica e incluir al final información sobre la época y los personajes. Ha recibido numerosos premios y es un ejemplo de cómo el lenguaje del cómic puede emplearse para contar cualquier cosa, solo se precisa talento tanto para dibujar como para escribir. En este vídeo podéis ver y escuchar a Catel and Bocquet (así firman sus obras).

Krazy Kat en el Museo Reina Sofía

Cómic del mes de julio la BUR, nº 55. Disponible en la planta baja de la biblioteca de la Universidad de La Rioja. ¡Corre a por él!

Acabamos de enterarnos de que el Museo Reina Sofía inaugurará el póximo 17 de octubre una exposición dedicada a uno de los grandes pioneros del cómic: George Herriman. Es el creador de una de las primeras tiras cómicas de la historia del cómic,  hoy considerada una obra maestra: Krazy Kat. Un gato loco (o gata, no se sabe muy bien, Krazy) enamorado de un ratón llamado Ignacio (Ignatz) que lo rechaza a ladrillazo limpio; y  un perro policía tontorrón que mete a Ignacio en la cárcel un día si y otro también por ser tan agresivo. Este sencillo esquema que se repite en cada tira está lleno de filosofía, humor y poesía. Herriman juega con las palabras, cambia su ortografía de manera ingeniosa y exige atención para comprender sus chistes. Y el dibujo es excepcional.

Ahora mismo, Krazy Kat, solo está disponible en Bibliotecas, Planeta de Agostini publicó en 2007 una recopilación de todas las tiras en 9 volúmenes, la edición americana eran 10, quedó uno si publicar porque las ventas eran mínimas. Pero Herriman creó otros muchos personajes. Así que hemos elegido como Cómic del mes de julio, otra de sus obras más emblemáticas: Barón Bean. Cuenta las andanzas de un aristócrata venido a menos, un personaje que recuerda mucho a Chaplin.

Este próximo viernes 28 de julio cerramos la biblioteca hasta el 16 de agosto, así que ven a proveerte cuanto antes de un par de cómics por lo menos. ¡No os lo gastéis todo estas vacaciones que hay que ahorrar para la exposición de octubre en Madrid!

Todo el verano por delante

Tenemos todo el verano por delante para caminar, mirar, leer…

Nos espera un caluroso verano, así que habrá que dedicar las largas tardes a disfrutar de la lectura. Os proponemos picotear un poco de todo. Porque hay ratos en que el cuerpo te pide una novela larga y apasionada: Emma de Jane Austen. Otras buscamos algo divertido a la par que informativo: Sexo en la tierra: un homenaje a la reproducción animal.

Si no puedes parar en tierra cristiana, lo tuyo es esta Antología de relatos hiperbreves. Quizá necesitas algo más inquietante, pues llévate los cuentos de Joyce Carol Oates. Y si te invade el desánimo, un cómic ingenuo con su punto de humor puede salvarte: la serie de Paul. Pero quizá estás lleno de Repelencias y solo puede contentarte el humor del gran Rafael Azcona.

Y esto son solo algunas propuestas. ¡Tienes toda la Biblioteca a tu disposición! ¡Todo el verano por delante!

En la Planta baja de la Biblioteca, en el Rincón del Lector te esperan estos y muchos más.

El Bueno de Cuttlas

El Cómic del mes de mayo de la BUR (nº 53) lo firma Calpurnio Pisón.

El Bueno de Cuttlas es un cómic creado hace 22 años por Calpurnio Pisón (Eduardo Pelegrín. Zaragoza 1959). Empezó siendo el más temible pistolero de todos los tiempos pero pronto amplió su universo y llegó a ser un capitán pirata terrible. Cuando uno lo ve por primera vez apenas percibe un monigote en blanco y negro, sin ojos, sin boca, sin nada. Despojado de casi todo, lo identificamos por el sombrero y los cuatro palitroques que le hacen de brazos y piernas.

Y sin embargo con esos pocos elementos, minimalismo extremo, construye historias muy expresivas, llenas de filosofía y emociones; por momentos surrealista, a veces ingenuo y siempre irreverente. Las historias son independientes unas de otras, ocupan una página. Se hizo tan popular que dio el salto a la televisión.

Ahora mismo es noticia porque se acaba de publicar un nuevo recopilatorio de sus historias. El bueno de Cuttlas os espera en la planta baja de la Biblioteca. ¡Pardiez!

Leyendo los cómics de Paul

Toda la serie de Paul  escrita y dibujada por Michael Rabagliati (Canadá, 1961) protagonizará nuestra sesión del club de lectura del jueves 6 de abril.

El próximo jueves 6 de abril de 2017 analizaremos en nuestro club de lectura toda la serie de Paul de Michel Rabagliati. Una serie que lleva ya 6 volúmenes editados en España. Está protagonizado por un personaje llamado Paul, un chaval al que seguimos durante su adolescencia, su primer trabajo, primeros amores, etc.

El autor, Michel Rabagliati (Montreal, 1961) dibuja y escribe la historia. Heredero de la línea clara, del cómic francobelga (le llaman el Tintín de Quebec), con un dibujo amable, limpio y muy expresivo. Un cómic ameno, que se lee sin esfuerzo, empatizas con los personajes, con sus pequeñas rutinas y compartes con ellos alegrías y tristezas. Nos gusta especialmente la frescura que transmite, la sencillez, sin ningún tipo de alarde ni presunción y todo salpicado de humor.  Aporta pequeños detalles de la vida en Canadá, reflexiones sobre cuestiones políticas como la independencia de Quebec, etc.

El editor riojano Fulgencio Pimentel fue el primero en editarlo en español: Paul va a trabajar este verano. Sin duda el más fresco de la serie, si bien el dibujo ha ido mejorando ostensiblemente. Un personaje inolvidable que lleva ya unos años triunfando especialmente en Europa y que ahora se ha estrenado en el cine.