La lluvia amarilla

Molino de Ainielle, pueblo del Pirineo aragonés. Este es uno de los escenarios de La lluvia amarilla de Julio LLamazares. La despoblación y la soledad angustian a su protagonista.

La sesión del club de lectura de ayer jueves resultó muy contenida, y es que la prosa de Llamazares no puede leerse a la ligera, necesita reposo y calma para que te empape. La historia nos la cuenta en primera persona un pastor de ovejas a  punto de morir que rememora su vida; un monólogo que fluye de la mente del protagonista. En veinte capítulos va relatando pequeñas anécdotas que han ido conformando su existencia. Una vida que abarca el siglo XX e incluye la Guerra Civil en la que hubo que evacuar el pueblo y de la que su hijo Camilo no volvió. Uno más de los que quedan en las cunetas.

El espacio en el que transcurre la historia, un pueblo del Pirineo aragonés, Ainielle, es casi tan importante como los personajes que pueblan la novela; porque es el espacio, el entorno, el que los ha endurecido.

El silencio y la quietud serán totales. Ni un ruido, ni una señal de humo, ni una presencia o sombra de presencia por las calles. Ni siquiera el temblor indefinido de un visillo o de una sábana colgada en el frontal de alguna de cualquiera de sus múltiples ventanas. (Página 10)

Aborda en esta breve novela, 159 páginas, muchos temas que curiosamente siguen hoy tan vigentes si no más que cuando se publicó por primera vez en 1988: la despoblación del mundo rural, la soledad, la memoria, el miedo a la locura, la vejez, la muerte, etc.

Transcribimos aquí algunas de las muchas cosas que se dijeron en la sesión.

La he leído dos veces, la primera me ha resultado muy triste y me costaba entrar. La segunda le he disfrutado mucho, estaba más pendiente del lenguaje, de las descripciones, etc. La anécdota me interesaba menos.

Un libro profundamente triste y a la vez hermoso. / A mí no me resultó triste, es una prosa tan bien escrita que me dejaba llevar sin más. / Me encoge el corazón todo el rato, esa desolación y sabes que no hay esperanza.

Cuando mata al perro me dio una llorera… / La descripción de la vida de la perra (Página 119) es memorable. / Recomiendo leerla a cachos, a capítulos, no toda seguida que te abruma un poco.

A mí me gustó mucho otra obra de LLamazares, Distinas formas de mirar el agua, es más optimista, nostálgico pero no deprimente. / Pues yo he leído un cuentecito que se titula El valor del agua. Trata de un abuelo y un nieto y también el abuelo echa de menos el pueblo y acaba en una residencia. Con ilustraciones en blanco y negro de Antonio Santos se lee en cinco minutos.

El tema de la soledad que desemboca en locura me ha recordado el ensayo de Sergio del Molino, La  España vacía. Relata algunos casos similares. / A mí me ha recordado mucho a Pedro Páramo de Juan Rulfo. 

La novela es fantástica para un club de lectura, nos sentimos muy contentos de haberla analizado despacio. Os dejamos con una sobrecogedora adaptación teatral realizada en 2007.

Anuncios

3 novelas de no ficción

Tres novelas de no ficción (o ficción autobiográfica) sobre la figura del padre. Disponibles para ti en la planta baja de la BUR. 

Para los que estáis preparando la maleta os invitamos a meter una novela de lo que ahora se llama no ficción. Estos tres libros tienen en común que sus autores cuentan la relación con su padre de una forma feroz (impagable la amiga que conoció en Brasil de Marcos Giralt para referirse a la segunda mujer de su padre, de la que nunca pronuncia el nombre) y sin embargo conmovedora. Los tres acaban con la muerte del padre. Nos han cautivado por su sinceridad y porque al mismo tiempo son pura literatura. Tiempo de vida;  El balcón en invierno ; Ordesa

Os dejamos con una entrevista a Marcos Giralt Torrente en la Feria del Libro de Lima a la que ha acudido como invitado este mes de julio.

Lo que sea que une a las personas había desaparecido

Componentes del club de lectura de la BUR. Al fondo el edificio de la Biblioteca. Logroño, 21 de abril de 2016.

Componentes del club de lectura de la BUR. Al fondo el edificio de la Biblioteca. Logroño, 21 de abril de 2016. Universidad de La Rioja.

Doce personas nos juntamos ayer en el club de lectura para abordar un relato corto cuanto menos sorprendente: La última noche de James Salter. Había distintas interpretaciones del cuento y desde luego no dejó indiferente a nadie. Para unos, la historia de la esposa con una enfermedad terminal que es ayudada por su marido para acabar con su vida pero antes hace una cena de despedida con una amiga de la familia, (que resulta ser la amante del marido) no es verosímil; en cambio otros opinaban que todo es posible. Aquí os dejamos un pequeño resumen.

El personaje del marido me resulta un poco perturbador, a veces consecuente y otras un auténtico estúpido; la relación de pareja tampoco me parece idílica: Era un hombre sociable pero también quisquilloso, que tartamudeaba un poco al principio y que vivía con su mujer de un modo satisfactorio para ambos. (Página 143)

la_última_noche_james_salterMe ha hecho pensar en la muerte, en el significado de la palabra amor, la traición, la infidelidad. La importancia de los objetos, la despedida. Me gusta porque no es sensiblero y tampoco resulta frío, me encanta la escritura de Salter: claro, conciso, concreto y a la vez denso. Con dos pinceladas te pone en situación.

He leído todos los relatos y recomiendo no leerlos seguidos porque te abruman, es mejor leerlos salteados o alternando con otras lecturas. Los relatos cortos requieren mucha concentración y a menudo una relectura.

Salter tiene voz propia (algo difícil de encontrar) y va dejando indicios, pequeñas pistas, deja caer elementos que luego acaban encajando perfectamente.

Comentamos también lo bien traducidos que están los cuentos de Salter. El traductor es Luis Murillo Fort. Buscando en nuestro catálogo hemos descubierto que ha traducido también estas tres excepcionales novelas. Las dejamos en la cesta del club de lectura.

Estas tres magníficas novelas tienen en común haber sido traducidas del inglés por Luis Murillo Fort.

Estas tres novelas tienen en común (además de ser magníficas) el  haber sido traducidas del inglés por Luis Murillo Fort.

Nos despedimos leyendo el final del cuento : Así fue como Walter y Susanna se separaron, tras ser descubiertos por Marit. Se vieron dos o tres veces con posterioridad, a instancias de él, pero no sirvió de nada. Lo que sea que une a las personas había desaparecido. Ella dijo que no podía evitarlo. Que las cosas eran así.

Un adiós especial

Esta candorosa viejita es Joyce Farmer autora de "Un adiós especial"

Esta candorosa viejita es Joyce Farmer autora de “Un adiós especial”. Cómic del mes de junio (nº 20) de la Biblioteca de la Universidad de La Rioja.

Este largo y penoso mes de junio lleno de exámenes se acaba y le decimos adiós de una manera definitiva, hablando de la muerte. Porque pocas veces hemos visto en un tebeo el día a día de dos viejos, su deterioro progresivo (pérdida de memoria, incontinencia, falta de higiene, etc.) y finalmente la muerte.

Ya Paco Roca nos contó en Arrugas los avatares de un anciano al ingresar en una residencia, ahora la experiencia que nos relata Joyce Farmer (California,1938) es la de permanecer en tu casa y el derecho a morir sin dolor, cuidados paliativos, etc.  unadiosespecial

En Un adiós especial Farmer nos cuenta su vivencia personal cuidando a su padre y su madastra. Y lo hace de forma honesta y sincera; y consigue incluso salpicar la obra con momentos de humor.

Un dibujo brusco y barroco en blanco y negro que al principio puede pesar, pero el estupendo guión y el ritmo de la narración, hacen que pronto te olvides de eso y te centres en el día a día de estos dos ancianos. Su autora es ya una candorosa anciana pero en su juventud hacía cómic underground y lo abandonó por su poca rentabilidad.

Quizá lo dicho hasta ahora no anime en exceso a su lectura pero la sensación al acabar de leerlo no es de tristeza sino de serenidad. ¡Una obra imprescindible para los que antes o después seremos cuidadores o necesitaremos cuidados!

Caminando con Carme Solé Vendrell

Jueves 21 de marzo Club de lectura de la BUR

Jueves 21 de marzo Club de lectura de la BUR

Desgarradora, trágica, triste, fueron los adjetivos empleados para describir La cruzada de los niños, el relato que analizábamos ayer en la sesión del club de lectura.

La historia de Bertolt Brecht tiene su origen en una leyenda medieval de 1212, él la retoma y la sitúa en Polonia, en 1939: un grupo de niños huérfanos alemanes, polacos y judíos caminan huyendo de la guerra. Un tema recurrente a lo largo de la historia porque sigue habiendo guerras y conflictos y los niños son siempre los más desprotegidos. ¿Importa el país? ¿Importan los hechos concretos?

Siempre que cierro los ojos / les veo caminar

de una ruina a otra / sea granja, aldea o ciudad.

Sandra Lardiés nos muestra los dibujos de Solé

Sandra Lardiés nos muestra algunos de los dibujos de Carme Solé.

Además de la fuerza del texto, comentamos que las imágenes creadas por Carme Solé convierten el relato en algo inolvidable. Mari Cruz Zurbano nos describió la trayectoria  de esta artista catalana que fue una de las primeras en trabajar para editoriales extranjeras; nos explicó con ejemplos cómo ha ido evolucionando a lo largo de los años hasta llegar a esta época de plenitud en la que apenas con unos bocetos logra transmitir desolación y tristeza.cruzada

Elogió la edición del álbum que la editorial El jinete azul ha hecho con tanto esmero, esas soberbias cubierta y contracubierta blancas, llenas de fuerza contenida. Las guardas del álbum en rojo, el blanco que impera en los fondos de cada página. ¡Una edición de coleccionista!

Contemplamos  detenidamente el resto de sus álbumes más personales, esos que han pasado ya a la historia de la LIJ. Hoy en día Solé está más dedicada a la pintura.

Si os apetece saber más en este enlace hemos agrupado todas las entradas que le hemos dedicado con motivo de su visita a Logroño el pasado mes de enero en Actual 2014: Carme Solé en Logroño.

Palmira leyendo sole

Palmira leyendo los versos de “Al corro de las palabras” ilustrados por Solé Vendrell.

Dado el interés despertado mantendremos durante un tiempo los álbumes en la cesta del club para que podáis releerlos.

Y tras prestar todos los ejemplares del siguiente libro nos despedimos hasta la siguiente sesión que será el 10 de abril. ¡Buen fin de semana!

El almanaque de mi padre

Yoichi jugando en la barbería de su padre. Jiro Taniguchi.

Yoichi jugando en la barbería de su padre. “El almanaque de mi padre” Jiro Taniguchi. Cómic del mes de enero de 2014 de la BUR nº 15

Se acaba de reeditar El almanaque de mi padre, un cómic de Jiro Taniguchi que se agotó hace tiempo y que los amantes del maestro del manga japonés llevábamos mucho tiempo ansiando incluir en nuestra colección.

Un hijo asiste al funeral de su padre del que estaba distanciado y este hecho provoca en él una reflexión íntima sobre su niñez, el divorcio de sus padres, el alejamiento de su ciudad,Tottori, y su propia vida actual en Tokio dedicado a trabajar sin respiro.el_almanaque_de_mi_padre_nueva_edicion_trazado

Taniguchi nos dibuja treinta años de la vida de Yoichi (1950-1980) con sencillez, elegancia, emoción contenida y valentía. La novela gráfica está dividida en doce capítulos, el primero titulado Aquel suelo inundado por el sol, hace referencia a la niñez del protagonista que jugaba en el suelo de la barbería de su padre, un suelo caliente y acogedor inundado por el sol. Con esa vivencia se abre y cierra la historia y casi nos gusta más como título. Uno de los escenarios que nos muestra es la gran duna de Tottori. ¡Nos han entrado unas ganas de viajar hasta allí!

Este cómic del mes de enero os espera en la planta baja de la Biblioteca. ¡Que aproveche!