La vejez según Taniguchi

Ilustración de El olmo del Cáucaso de Jiro Taniguchi. Ponent Mon, 2016.

La sesión del club de lectura de ayer resultó muy variada, el cómic de Taniguchi, El olmo del Cáucaso, generó muchos temas de conversación. Todos coincidimos en que a través de estos ocho relatos se aprende mucho sobre la cultura japonesa. Hay un tema recurrente en todos ellos: la vejez. Y es que Japón es el país más longevo del mundo. Oficialmente, allí la tercera edad es a partir de los 70 años. En cambio las pensiones de jubilación son bajas, esto hace que muchos ancianos vivan con sus hijos, con la falta de libertad que eso genera, los problemas de convivencia, etc. Esto puede apreciarse por ejemplo en los relatos La vida de mi hermano y Los alrededores del museo.

Yo he leído cada relato de forma sosegada. No todos seguidos, leía uno y lo dejaba y le daba vueltas mientras hacía otras cosas. De esta forma lo he disfrutado mucho.

Me gustan más las obras de Taniguchi en las que él escribe también los textos. En esta, escrita por Utsumi, a veces veo demasiada moralina. 

Me cuesta mucho leer cómic, no me aporta nada el que tenga dibujos, sin embargo en este creo que he aprendido mucho sobre la sociedad japonesa. 

En Neflix hay una serie basada en otra obra de Taniguchi, El gourmet solitario, titulada Samurai gourmet, que es fantástica, aprendes mucho de gastronomía japonesa. ¡La recomiendo!

A mí me ha producido mucha ternura Los alrededores del museo. Esos dos ancianos que se enamoran a pesar de la presión de los hijos. Y el final resulta muy esperanzador. También me ha llamado la atención que aparecen muchos niños. Por ejemplo el relato Atravesando el bosque, protagonizado por dos hermanos, es muy sutil. El caballo blanco de madera también habla de la infancia y de cómo educamos a los hijos. 

El dibujo puede parecer frío y distante pero es el complemento ideal para las historias bastante tristes y con mucha carga emocional. 

Surgió el tema de la soledad, de lo que les cuesta a los japoneses las relaciones sociales, del sexo virtual, etc. Francamente esta novela gráfica nos dio mucho juego, a las 21.30 nos despedimos hasta la siguiente sesión, el próximo 23 de mayo, la última de este curso, con una novela llena de humor: La cámara verde.

Anuncios

Leyendo a Taniguchi en el club

Este mes de abril estamos leyendo en el club de lectura El olmo del Cáucaso de Jiro Taniguchi.

Este primaveral mes de abril, estamos todos leyendo El olmo del Cáucaso y otras historias… dibujado por el gran Jiro Taniguchi con guión de Ryuichiro Utsumi. Podríamos decir que estas historias apenas tratan de nada, nos cautivan por su simplicidad y su ritmo pausado. Os pedimos que elijáis dos historias que os gusten especialmente. ¡A ver si hay coincidencias!

Taniguchi inventó el concepto de manga sereno en contraste con el manga de acción lleno de onomatopeyas. El próximo jueves 11 de abril hablaremos en el club de lectura de esa paz interior que nos transmite el gran maestro del manga. ¡Os esperamos a las 19.30!

Salvatore

Cómic del mes de diciembre de 2015 de la BUR (nº 36)

Cómic del mes de diciembre de 2015 de la BUR (nº 36)

Este mes de diciembre os ofrecemos un cómic luminoso, divertido y singular.

El protagonista es un perro que trabaja de mecánico, Salvatore. Se está construyendo un automóvil con piezas robadas para ir en busca de su amada.

Una de las clientas de este mecánico es la cerda Amandine, madre soltera, que se va apoderando del relato hasta convertirse en nuestro personaje preferido.

Magnífico el guión con diálogos incisivos y mucho humor. El dibujo es amable, y sin embargo, soberbio.

 Nicolas de Crécy (Francia, 1966) es ya uno de nuestros autores favoritos. Salvatore se ha ido publicando en Francia por fascículos (4 hasta el momento), y ahora Ponent Mon aglutina todo en este integral, aunque el relato sigue abierto.

Crécy ha colaborado con Sylvain Chomet en varias películas de animación. ¿Os acordáis de Bienvenidos a Belleville? Aunque en estos momentos están enemistados por problemas de plagio. Es adictivo, así que, reserva un par de horas para su lectura. En la planta baja de la Biblioteca os esperan Salvatore y Amandine. ¡Suerte con la lotería!

Este jueves tenemos club de lectura

El Jueves 18 de diciembre tenemos la última sesión del club de lectura de este año 2014 que se acaba. Será una sesión muy especial  porque especial es el cómic que estamos leyendo: Mi mamá está en América y ha conocido a Buffalo Bill

Émile Bravo (Izqda.) y Jean Regnaud recogen premio Angolume

Émile Bravo (Izqda.) y Jean Regnaud recogen su premio en  Angouleme 2008

Una historia conmovedora y una ilustración soberbia de uno de los revolucionarios del cómic francés, incomprensiblemente casi desconocido en España. Os recomendamos leer esta crítica del gran Álvaro Pons en su blog La cárcel de papel.

Pautas para la lecturamimama

– Fíjate en los interludios que cierran cada capítulo y especialmente en cómo refleja Émile Bravo con dibujos lo que piensan los personajes (bocadillos de pensamiento).

– El tipo de dibujo de la escuela de la línea clara ¿te recuerda a algún otro autor de cómics?

Ha sido llevado al cine y este año 2014 se ha estrenado en Francia; ahora la película está viajando por distintos festivales, esperemos que se estrene pronto en España.

Presentaremos la programación del segundo trimestre que viene cargada de invitados y os ofreceremos propuestas de lectura para estas fiestas navideñas. Y habrá mazapanes y polvorones y si alguien toca la zambomba pues que la traiga.

 ¡Os esperamos a las 19.30 en la Planta baja de la Biblioteca! ¡Enviad comentarios aquí! ¡Ya!

Mi mamá está en América

Cómic del mes nº 12 (Octubre de 2013)

Cómic del mes nº 12 (Octubre de 2013)

Este cálido mes de octubre nos deja un cómic lleno de ternura editado en 2007 que lleva ya un montón de préstamos, pero que vuelve a la actualidad porque se ha estrenado este mismo mes en Francia la a adaptación cinematográfica.

Es una historia autobiográfica de Jean Regnaud dibujada magistalmente por Émile Bravo (ferviente seguidor de la línea clara de Hergé) y ambientada en los años setenta que te deja con el alma encogida. Cuenta la infancia de un niño que crece sin su madre porque se ha ido a América; y lo peor de todo es que nadie le explica el porqué.Por si a alguien le surge la duda es un cómic para cualquier edad, de 9 a 99 años. Para saber más os invitamos a leer la elogiosa crítica de La cárcel de papel.

En la Planta Baja tenéis disponible un ejemplar de Mi mamá está en América y ha conocido a Búfalo Bill. Os dejamos con el trailer de la película que está teniendo muy buenas críticas; no han querido hacer un film espectacular en tres dimensiones, han respetado la sencillez del dibujo de Émile Bravo (dibujante del cómic pero no de los fotogramas) y han huido de proezas técnicas que lo habrían desvirtuado. El director, Stéphane Bernasconi, dirigió numerosos episodios de Tintin.

¡Esperemos que ese estrene pronto en España!

.

Los años dulces

Cómic del mes de agosto de 2013

Cómic del mes de agosto de 2013 (nº 10) Novela gráfica en dos volúmenes.

El cómic de este mes de agosto que ya se acaba es un manga: Los años dulces. Jiro Taniguchi es el dibujante y el texto lo firma Hiromi Kawakami, ambos japoneses.

En dos volúmenes en los que casi no pasa nada, es un manga sereno, lejos de los excesos de los mangas de acción, Taniguchi nos cuenta la relación entre Tsukiko, una apática mujer de 30 años no muy atractiva, y su antiguo profesor. Tras un encuentro fortuito comienzan una relación dos seres solitarios que comparten su tiempo en la barra de un bar, comen, beben, y cada uno vuelve a su casa, a su monótona vida.

Lejos de la típica Lolita tan explotada en la historia de la literatura, este personaje femenino nos muestra a una mujer independiente, que trabaja, que tiene su vida y que simplemente comparte su tiempo con alguien que le aporta más que sus compañeros de trabajo, mucho más jóvenes. Solo hay una cosa que nos “chirría”: el título original, Sensei no kaban = El maletín del maestro, se ha sustituido por el insulso Los años dulces.

Esta historia sencilla, triste y alegre a la vez, llena de poesía, con un ritmo lento, está basada en la novela  El cielo es azul, la tierra blanca. La adaptación al cómic es muy fiel a la novela de modo que puede leerse primero una u otra según apetencias.

Dos sugerencias para reticentes:

1. Si nunca has leído un manga, éste es muy sencillo y puede ser un buen estreno para adentrarte en un género con millones de adeptos; y por otra parte Taniguchi es un maestro.

2. Lo importante en esta novela gráfica no es tanto saber lo que pasa al final de la historia sino disfrutar del recorrido. ¡No apto para impacientes!