La escritura contenida de Elvira Valgañón

La escritora Elvira Valgañón en la Biblioteca de la Universidad de La Rioja. Logroño, 23-01-2020

Elvira Valgañón llegó a la Biblioteca diciendo que le hacía mucha ilusión volver a la Universidad de La Rioja. Para nosotros fue un lujo contar con su presencia y poder preguntarle con tranquilidad. Esta sesión del club de lectura nos la planteamos como una oportunidad para indagar en los entresijos de la escritura de Elvira, de su trabajo literario.

¿Cuándo empezaste a escribir? 
Me recuerdo escribiendo desde muy pequeña. Mi abuelos eran grandes contadores de historias. Mis padres son maestros los dos y en casa siempre hemos tenido muchos libros; lo mismo leía Los cinco (Enid Blyton) que Agatha Christie que Shakespeare. Leía sin criterio y leía de todo. De ese gusto por los libros creo que nació mi afán por escribir. Luego aquí en la Universidad descubrí a Cortázar y a tantos autores y desde entonces escribo relato corto; y esta novela Invierno, es un poco lo que siempre había soñado escribir. 

Club de lectura de la Biblioteca de la Universidad de La Rioja. 23-01-2020

¿Cómo surgió publicarla en la editorial riojana Pepitas de calabaza? 
Pepitas es una editorial muy prestigiosa pero yo no sabía si querrían publicar mi novela, me daba un poco de pudor mandarla pero una amiga, a la que le enseño lo que escribo porque es una gran lectora, la mandó por mí. Para mi sorpresa me llamaron muy interesados. 

¿Esperabas esta repercusión siendo una autora desconocida? 
Para nada.Yo he sido la primera sorprendida. Al poco tiempo de publicarse la novela empezó esta corriente de la España vacía, este gusto por lo rural, y de repente mi novela estaba ahí. Un día me llamaron de la radio, del programa que hace Pepa Fernández en Radio Nacional, No es un día cualquiera. Ese día se hacía desde Logroño y me invitaron. Estuve muy nerviosa en la entrevista y no sabía que tenía tantos oyentes.Y luego la crítica tan elogiosa de Ernesto Ayala Dip en BabeliaHan apoyado mucho también los clubes de lectura. Me ha sorprendido la cantidad de clubes que hay por toda España. En estos clubes me dicen cosas muy bonitas de la novela, mucha gente ve reflejado su pueblo, reconoce algunos personajes; eso no me lo esperaba, bueno no me esperaba nada de lo que está pasando con esta novela.

Y tras el interrogatorio al que sometimos a Elvira abrimos el turno preguntas concretas sobre la novela corta Invierno.
¿Te has basado en un pueblo concreto? 
Yo tengo dos pueblos, el de mi padre que es Valgañón y el de mi madre que es Bararán. El pueblo de mi novela, Cerveda, es una mezcla de los dos. Yo no quería decir el nombre de un pueblo real porque creo que puede ser cualquier pueblo. En todos los pueblos hay historias de indianos, de personas que han ido a la guerra, etc. Sí que hay riojanismos, porque yo quería que mis personajes sonaran reales, que hablaran como hablaban mis abuelos. Yo ya no uso esas palabras pero las reconozco cuando las oigo: africes, pucherito, prao, fonda, Casa de las perdidas, etc. Soy filológa de formación y me da pena que desaparezcan ciertas palabras porque se dejan de utilizar. 

Elvira publicará en septiembre un nuevo libro con Pepitas de calabaza. Será de relatos.

¿Los personajes son reales o inventados?
El único real es el del soldado que aparece casi muerto en el prao. Esa historia la contaban mis abuelos. Tirando de ese hilo me fui documentando y leí mucho sobre la Guerra de Filipinas (1899-1902), las Guerras Napoleónicas (1798-1814) y la Guerra Civil Española (1936-1939).Tuve que hacerme un eje del tiempo para colocar correctamente a los personajes a lo largo del tiempo. 

Lo que he querido es recrear el ambiente de las cosas que contaban mis padres, mis abuelos. Un familiar estuvo en Filipinas y cuando me puse a investigar descubrí que esos jóvenes que fueron allí a luchar no eran soldados, eran jóvenes que estaban haciendo la mili y de repente se vieron en país muy caluroso en el que no hay invierno. Y muchos volvieron mutilados.Y cuando volvieron no podían ni contar lo que habían vivido porque nadie quería escucharles, porque eran los vencidos. Me pareció terrible. 

¿Y ese maestro, ese personaje tan entrañable, de dónde sale?
Todos los personajes de la novela tienen en común el miedo y el maestro es uno de los que más miedo tiene. Miedo de que le quiten a la niña. Admiro mucho a los maestros que iban a un pueblo pequeño y vivían allí y enriquecían el pueblo con su cultura, con los libros que llevaban. En una época en que no había bibliotecas, cuando mucha gente no sabía leer y el maestro era en cierto modo el motor cultural. 

¿Por qué dejas espacio en blanco entre algunos párrafos?
La estructura de la novela no es líneal, cambio de escena, de personaje. Es una manera de avisarle al lector, ahora te voy a contar otra cosa. Una manera también de dejarle respirar.

Y eran más de las nueve y tuvimos que cortar aunque podíamos haber seguido hablando porque es una novela que sugiere muchas cosas. Todo está muy medido, no le sobra una palabra; una contención que agradeces como lector, te deja espacio para rememorar tus propias vivencias.

Algunas personas comentaron que al leer la novela pensaron en Las ratas de Miguel Delibes. Elvira se sintió muy halagada con esta comparación y nos despedimos hasta el año que viene que ojalá pueda volver a presentarnos su nuevo libro de relatos. ¡Gracias Elvira!

Elvira Valgañón en el club de lectura de la BUR

Elvira Valgañón estará en la Biblioteca de la Universidad de La Rioja el jueves 23 de enero a las 19.30 horas presentando su novela Invierno (Pepitas de calabaza). Fotografía de Spoonful.

Este próximo jueves tendremos el placer de recibir a la escritora Elvira Valgañón. Su novela Invierno se ha colocado en las mesas de novedades de las librerías de toda España y hasta la televisión se ha hecho eco de su éxito. Un éxito que sigue creciendo gracias al boca a oreja. Nos acompañará en esta sesión del club y nos contará cómo fue hilvanando estas historias que huelen a pueblo, con palabras que te transportan a lo oral, al lenguaje de nuestros abuelos. En medio de tanta prisa, va Elvira y nos pide sosiego, reposo, para escucharla y sumergirnos en su invierno.

Ha sido alumna de la Universidad de La Rioja (Filología hispánica e inglesa) y estamos muy orgullosos de su éxito como novelista además de traductora. Le preguntaremos como surgió esta novela, sus experiencias por las ferias del libro; y que nos cuente también algo de su tercera novela que sabemos que está a punto de publicarse. Recordad que cualquiera puede sumarse a la sesión. ¡Os esperamos!

Lo que leeremos en 2020

El jueves 23 de enero leeremos Invierno y el 20 de febrero La niña en llamas.

Ya tenemos preparada la nueva programación de Enero y febrero de 2020. Hemos elegido dos novelas cortas pero intensas. Empezaremos con Invierno de la riojana Elvira Valgañón el jueves 23 de enero. Tendremos la suerte de contar con su presencia y podremos preguntarle todo lo que queramos. Nos hace mucha ilusión porque ha sido alumna de la Universidad de La Rioja y nos alegra mucho su éxito como escritora. La novela ha tenido excelentes críticas.

Aprovechad las vacaciones navideñas para leer Invierno envueltos en una manta junto al fuego. ¡Felices fiestas! ¡Nos vemos en 2020!

Cinco citas literarias para el otoño

El primer libro que leeremos este curso en el club de lectura será La quietud de Ignacio Ferrando. El propio Ferrando nos acompañará el jueves 24 de octubre. Ejemplares ya disponibles en la BUR.

Cuando apenas queda una semana para estrenar el nuevo curso 2019-2020 queremos avanzaros algunos de los asuntos, literarios claro, que nos ocuparán este otoño para que vayáis haciendo un hueco en vuestra agenda.

Lo primero y en lo que ya estamos trabajando es una exposición para conmemorar la IV edición del Día de las escritoras que se celebrará el próximo 14 de octubre promovido por la Biblioteca Nacional de España.

El 24 de octubre recibiremos en nuestro club de lectura al escritor Ignacio Ferrando con el que hablaremos de su novela La quietud. Y el 21 de noviembre la riojana Elvira Valgañón nos acompañará en la presentación de Invierno. La participación en nuestro club es libre así que os animamos a acompañarnos. Penúltimo jueves de cada mes a las 19.30 horas.

Del 18 al 24 de noviembre llegará a Logroño el III Festival de Narrativas Cuéntalo organizado por el Ayuntamiento de Logroño. Estamos deseando saber cuál será el tema de este año tras el éxito de la segunda edición del curso pasado dedicado a la España vacía.

Y el sábado 1 de febrero celebraremos las III Jornadas de Álbum Ilustrado de La Rioja. Las únicas que se celebran dedicadas íntegramente a este género en España. Las dedicaremos a Anthony Browne.

Ojalá os gusten nuestras propuestas y os dejéis caer por la Biblioteca para buscar información, estudiar,  hacer trabajos en grupo, pero también para llevaros en préstamo literatura para vuestro tiempo libre. ¡Pásate por el Rincón de la lectura en la planta baja!

Superadas todas las expectativas del Festival Cuéntalo

A principios de mes nos preguntábamos para qué sirve un festival literario. Hoy lunes, recién apagado el II Festival de narrativas Cuéntalo nos hemos preguntado  si las expectativas se han cumplido o si por el contrario se han visto defraudadas.

Partiendo de La lluvia amarilla y La España vacía hemos ido descubriendo una generación de autores más jóvenes que tratan de dar más visibilidad al medio rural. Tenemos muchas ganas de leer Heridas del viento. Crónicas armenias de Virginia Mendoza (La Línea del Horizonte, 2018) y también de ella Quién te cerrará los ojos. Historias de arraigo y soledad en la España rural  (Libros del KO, 2017) ; Diario rural de Susan Fenimore Cooper (Pepitas de calabaza, 2018) y Cuaderno de campo de María Sánchez (La bella Varsovia 2017); Vidas a la intemperie / Marc Badal (Pepitas de calabaza, 2018); Palabras mayores / Emilio Gancedo (Pepitas 2017).

Mención aparte merece la poesía de Tonino Guerra, guionista italiano cuyo libro La miel acaba de publicar por primera vez en español la editorial riojana Pepitas de calabaza. Su traductor al español es Juan Vicente Piqueras que estuvo en Logroño y nos contó tantas anécdotas de su vida (eran amigos) y nos leyó tan bien sus poemas que todos nos enamoramos un poco de Tonino.

Especialmente interesante resultó el encuentro en una abarrotada Biblioteca Rafael Azcona en torno a La intemperie de Jesús Carrasco. Javí Rey presentó su cómic basado en la obra y Benito Zambrano nos habló de la película que se estrenará en 2019 basada también en la novela. Un mismo relato contado con tres lenguajes distintos.

También queremos resaltar el acierto en la elección de la ilustradora Elena Odriozola que de forma tan sencilla y luminosa ha dado imagen al Festival con una serie de tres carteles. Será difícil superar esa imagen. Felicitamos al Ayuntamiento por apostar por una ilustradora de la talla de Odriozola, candidata al Premio Andersen 2018, algo asi como el Nóbel pero de ilustración.

Y esto es solo un breve resumen de todo lo que nos ha dejado Cuéntalo. Un lujo para una ciudad como Logroño. Un placer poder decir que nuestras expectativas se han visto ampliamente superadas. Iremos incorporando a la Biblioteca todos esos libros de los que hemos tenido noticia gracias al festival.

¿Para qué sirve un festival literario?

Las ilustradoras Elena Odriozola , Leticia Ruiz Fernández y los escritores Sergio del Molino, Julio LLamazares, Constantino Bértolo, y Emilio Gancedo serán algunos de los invitados en este II Festival de Narrativas CUÉNTALO que se celebrará en Logroño del 21 al 25 de noviembre de 2018. Todos disponibles en la planta baja de la Biblioteca de la Universidad de La Rioja.

¿Para qué sirve un festival literario? Pues para encontrarte con autores y autoras a los que admiras o para descubrir a otros de los que ni siquiera habías oído hablar; para comprarte uno de sus libros y pedirle que te lo dedique. Para apuntarte a un taller de escritura o ilustración. Y, por supuesto, para pasar la tarde metido en un lugar calentito mientras fuera caen chuzos de punta; y, lo mejor de todo, para encontrarte con conocidos o amigos y de paso tomarte algo con ellos y conversar.

Todas ellas son razones que legitiman la organización de un festival literario. Pero también podemos aprovechar para sacar de la Biblioteca libros de esos autores y leerlos antes, durante y/o después del Festival.

Para eso, para facilitar el acceso y que no os paséis la tarde dando vueltas por la biblioteca (porque hay ensayo, novela, álbum ilustrado) hemos juntado los libros de las autoras y autores invitados y los hemos colocado en la planta baja, en la sala de prensa, al lado de las novedades.

Solo tienes que entrar en la Biblioteca, echar un vistazo y llevarte en préstamo lo que más te apetezca. Y ya luego te echas a la calle a vivir el II Festival de Narrativas CUÉNTALO en Logroño. Todavía no tenemos en papel el cartel que ha creado la gran ilustradora Elena Odriozola, en cuanto llegue lo añadiremos a la exposición.