El almanaque de mi padre

Yoichi jugando en la barbería de su padre. Jiro Taniguchi.

Yoichi jugando en la barbería de su padre. “El almanaque de mi padre” Jiro Taniguchi. Cómic del mes de enero de 2014 de la BUR nº 15

Se acaba de reeditar El almanaque de mi padre, un cómic de Jiro Taniguchi que se agotó hace tiempo y que los amantes del maestro del manga japonés llevábamos mucho tiempo ansiando incluir en nuestra colección.

Un hijo asiste al funeral de su padre del que estaba distanciado y este hecho provoca en él una reflexión íntima sobre su niñez, el divorcio de sus padres, el alejamiento de su ciudad,Tottori, y su propia vida actual en Tokio dedicado a trabajar sin respiro.el_almanaque_de_mi_padre_nueva_edicion_trazado

Taniguchi nos dibuja treinta años de la vida de Yoichi (1950-1980) con sencillez, elegancia, emoción contenida y valentía. La novela gráfica está dividida en doce capítulos, el primero titulado Aquel suelo inundado por el sol, hace referencia a la niñez del protagonista que jugaba en el suelo de la barbería de su padre, un suelo caliente y acogedor inundado por el sol. Con esa vivencia se abre y cierra la historia y casi nos gusta más como título. Uno de los escenarios que nos muestra es la gran duna de Tottori. ¡Nos han entrado unas ganas de viajar hasta allí!

Este cómic del mes de enero os espera en la planta baja de la Biblioteca. ¡Que aproveche!

Anuncios

Autobiografía de Shigeru Mizuki

"Autobiografia" de Shigeru Mizuki

Cómic del mes de diciembre de la BUR ( nº 14/2013) “Autobiografia” de Shigeru Mizuki. Astiberri, 2013

Este frío mes de diciembre nos deja el volumen seis que cierra la autobiografía de Shigeru Mizuki (Sakaiminato, Japón 1922). Considerado el maestro del manga japonés, a sus 91 años conserva intacta su excelente técnica y en esta autobiografía nos relata su vida y de paso la historia de Japón.

Shigeru Mizuki irrumpió con fuerza en Europa como estrella del manga con Kitaro, un personaje nacido en la tierra de una tumba recién excavada. Sus padres son un fantasma y un cadáver viviente. Kitaro tiene un solo ojo y viaja entre el mundo de los vivos y de los muertos. Con un aire “gore” y sin perder el sentido del humor Mizuki creó un personaje inolvidable.

Gustará incluso a los no habituales del manga, Mizuki te cautiva con su sinceridad y su dibujo limpio y lleno de matices. En la Planta baja de la Biblioteca os espera. Imprescindible empezar por el libro uno.

Escultura de Shigeru Mizuki en la estación de su pueblo: Sakaiminato

Escultura de Shigeru Mizuki en la estación de su pueblo: Sakaiminato

El maletín del maestro

Cómic del mes de agosto de 2013

Cómic del mes de agosto de 2013 (nº 10) Novela gráfica en dos volúmenes.

El cómic de este mes de agosto que ya se acaba es un manga: Los años dulces. Jiro Taniguchi es el dibujante y el texto lo firma Hiromi Kawakami, ambos japoneses.

En dos volúmenes en los que casi no pasa nada, es un manga sereno, lejos de los excesos de los mangas de acción, Taniguchi nos cuenta la relación entre Tsukiko, una apática mujer de 30 años no muy atractiva, y su antiguo profesor. Tras un encuentro fortuito comienzan una relación dos seres solitarios que comparten su tiempo en la barra de un bar, comen, beben, y cada uno vuelve a su casa, a su monótona vida.

Lejos de la típica Lolita tan explotada en la historia de la literatura, este personaje femenino nos muestra a una mujer independiente, que trabaja, que tiene su vida y que simplemente comparte su tiempo con alguien que le aporta más que sus compañeros de trabajo, mucho más jóvenes. Solo hay una cosa que nos “chirría”: el título original, Sensei no kaban = El maletín del maestro, se ha sustituido por el insulso Los años dulces.

Esta historia sencilla, triste y alegre a la vez, llena de poesía, con un ritmo lento, está basada en la novela  El cielo es azul, la tierra blanca. La adaptación al cómic es muy fiel a la novela de modo que puede leerse primero una u otra según apetencias.

Dos sugerencias para reticentes:

1. Si nunca has leído un manga, éste es muy sencillo y puede ser un buen estreno para adentrarte en un género con millones de adeptos; y por otra parte Taniguchi es un maestro.

2. Lo importante en esta novela gráfica no es tanto saber lo que pasa al final de la historia sino disfrutar del recorrido. ¡No apto para impacientes!