Mark Twain, el padre de la literatura norteamericana

Logroño, jueves 18 de mayo de 2017. Biblioteca de la Universidad de La Rioja. Hablando de la obra de Mark Twain, el llamado padre de la novela americana. Última sesión del curso 2016-2017.

Así de contentos nos despedimos ayer en la última sesión del club de lectura de este curso. El encuentro resultó muy enriquecedor, todo el mundo había leído varias obras de Mark Twain y cosas sobre su vida (muy viajera y azarosa) y querían contrastar y compartir opiniones.

He disfrutado mucho releyendo Las aventuras de Tom Sawyer. El capítulo V en el que relata cómo un perro de aguas irrumpe en la iglesia y se pone a perseguir a un escarabajo (bicho pellizcón) es hilarante, no podía parar de reírme; me imaginaba la situación absolutamente. 

De jovencita leí Tom Sawyer pero creo que no me enteré de mucho, ahora lo he disfrutado un montón. La edición de Sexto Piso con ilustraciones de Pablo Auladell es un lujo. La traducción de Mariano Peyrou fantástica. ¡Qué fresca suena! 

Así ha dibujado Pablo Auladell a Tom y Becky cuando se pierden en la cueva. Sexto Piso, 2015

Las aventuras de Huckleberry Finn es más ardua de leer pero refleja muy la sociedad americana del XIX y entiendes la América de hoy. 

A mí me gustan sus cuentos, lees uno en un periquete y siempre hay un chispazo, un momento de sorpresa o diversión. ¡Ha sido un descubrimiento! ¿Y qué me decís de las peripecias de Wilson cabezahueca

Yo recomiendo Guía para viajeros inocentes, no deja títere con cabeza, a los guías turísticos los pone a caldo, se mete con todo el mundo con ese humor sarcástico suyo. 

Es un autor divertido pero ahí te muestra la esclavitud, las diferencias sociales, la violencia de esa joven América. Si escarbas encuentras mucha humanidad en esos personajes.

Y para terminar pasamos una encuesta para hacer una valoración del club, eso os lo contaremos otro día. Ya sabéis que el club descansa en verano pero este blog sigue alimentándose. ¡Esperamos comentarios!

Mark Twain, el hombre que hablaba por los codos

Libros de Mark Twain que estamos manejando para la sesión del club de lectura del 18 de mayo.

El próximo jueves 18 de mayo tenemos una nueva cita con nuestro club de lectura y además es la última de este curso. Hemos querido dedicarle una sesión a Mark Twain porque es un autor que nos encanta. Además de su afamado  libro Las aventuras de Tom Sawyer escribió relatos cortos y es una delicia leerlos hoy. Sus diálogos son extraordinarios, escuchaba muy bien e imitaba estilos de habla.

Tenía un sentido del humor contagioso, le gustaban las muecas, los monólogos, los dialectos y las caricaturas; las palabras frescas, llamar a las cosas por su nombre. Pasó gran parte de su tiempo dando conferencias porque era muy ocurrente y hablaba por los codos. Os recomendamos especialmente este delicioso relato que Twain inicia diciendo que para conocer a una comunidad debe observarse el estilo de sus funerales: El funeral de Buck Fanshaw.

Os esperamos el jueves 18, en la cesta del club en la planta baja de la BUR tenéis ejemplares disponibles. ¿Habéis llegado ya al capítulo en el que nombra a un bicho pellizcón? ¡Todos leyendo el divertido Las aventuras de Tom Sawyer!

Vía revolucionaria, una novela demoledora

Obras de Richard Yates que hemos manejado para esta sesión del club de lectura. En todas hay mucho alcohol.

Obras de Richard Yates que hemos manejado para esta sesión del club de lectura. En todas hay mucho alcohol. Corrían los años cincuenta en Estados Unidos. Logroño, 19 de enero de 2017.

La sesión de ayer jueves estuvo muy concurrida, y es que la obra de Richard Yates no deja indiferente a nadie. Soledad, incomunicación, falta de sentimientos sinceros, de todo esto adolecen los personajes de Vía revolucionaria.

Los personajes están muy bien trazados, parece una obra de teatro, es como si los tuvieras delante, como si los estuvieras viendo y escuchando. No solo los protagonistas, también los secundarios. Mi personaje preferido es John, el profesor de matemáticas mentalmente perturbado, es el único que dice lo que piensa.

Me encanta cuando la pareja protagonista Frank y April Wheeler discuten, sabe muy bien reflejar la tensión, los diálogos son ágiles, cortantes, magníficos.

La trama está muy bien urdida, la tensión es constante y el final sorpresivo. Me encanta ese final en el que todo queda cerrado, todo encaja. Nada queda al azar.

Refleja muy bien cómo era Nueva York en los años cincuenta, los primeros bloques de oficinas que se tragan a hombres todos iguales: con cortes a cepillo, vestidos con traje gris y camisa blanca. O secretarias con tacones y trajes ceñidos. La obsesión por ser un hombre, por resultar viril, hay que hablar de trabajo o de coches y ellas de recetas de cocina y de ropa.

En situaciones graves, extremas, describe pequeños detalles que hacen más verosímil el relato. Es como cuando no recuerdas casi nada del funeral de tu padre pero sí que hacía viento. Cuando están en el hospital Frank y Shep esperando a ver qué ocurre con April dice el narrador: “De modo que continuaron de pie, escuchando el canturreo del celador y los rítmicos golpes de fregona contra la pared, así como ocasionales ruidos de pisadas de goma de alguna enfermera” Página 386

Recoge muy bien el conflicto entre los ideales juveniles y la asunción de responsabilidades en la madurez.También he visto la película y es estupenda, la recomiendo. Me ha recordado también a otra película: Lejos del cielo con Julian Moore.

Una de las personas del club nos contó que había vivido unos años en Estados Unidos y que las largas distancias provocan mucha incomunicación. Y nos habló del mundo de la enseñanza allí y la verdad es que resultó muy enriquecedor. Nos despedimos muy tarde porque la novela da para mucho, es demoledora. Y fuera hacía un frío del carajo.

John Cheever, cronista de la clase media

John Cheever (Estados Unidos, 1912-1982). Maestro del relato corto.

John Cheever (Estados Unidos, 1912-1982). Maestro del relato corto.

 Estamos todos leyendo a John Cheever porque la semana que viene (jueves, 17 de noviembre) abordaremos su obra en nuestro club de lectura. El curso pasado nos quedamos atrapados con los crudos relatos de Raymond Carver y este año hemos querido compararlo con Cheever, menos crudo pero también cínico. Sus cuentos son certeros retratos sociológicos de una clase media norteamericana que disfruta de lujos materiales pero que se ve acosada por una sensación de vacío y soledad. Cheever era un especialista en la amargura de la clase media-alta y la retrató con lucidez. Escribía como si no mediara espacio alguno entre la voz que sonaba en su cabeza y lo que luego era capaz de volcar sobre la página.

Nos detendremos especialmente en La monstruosa radio (The enormous radio) y  El nadador (The swimmer). Los personajes de sus cuentos son gente corriente que vive vidas comunes, gente que espía a otras gentes, personas con doble moral, hipócritas que quieren pensar que son honestos, honrados. Hemos leído en Lo que tiene alas, una análisis sobre El nadador que leeremos en la sesión. Y también hemos aprendido mucho de Cheever en este blog dedicado a él, El ladrón de Shady Hillnos ha interesado especialmente la reseña del escritor Rodrigo Fresán, que ha estudiado mucho a Cheever.

Os dejamos con unas palabras de Eloy Tizón que afirma que se llevaría los cuentos de Cheever al hospital pero no los de Carver. Nos interesa mucho esta comparación. Por cierto… ¿Qué libro te llevarías tú al hospital?

La escritora torrencial

Relatos oates

Relatos intensos y provocadores. Oates no deja a nadie indiferente.

Ayer jueves 19 de mayo tuvimos nuestra última sesión del club de lectura de este curso. Nos juntamos 13 personas y analizamos los cuentos de Joyce Carol Oates. Hubo opiniones para todos los gustos, desde personas que les resultaba una lectura incómoda hasta las que han sido abducidas por su escritura.

He leído muy poco porque se me ponía un nudo en el estómago y me desagradaba leerla / No me podía identificar con esos personajes perdedores, tan faltos de amor, con tanta violencia a su alrededor.

Me gustan sus relatos porque no son nunca lineales, va dosificando la exposición de hechos hasta hacer estallar la bomba de la primera revelación; como lector te mantiene en vilo, no llega a decir los que tú esperas que cuente y eso produce todavía más tensión. Tienes que estar alerta para recomponer mentalmente la historia. 

Te agota emocionalmente con esos personajes que arrastran tantas heridas / El cuento de El angel de la ira es muy perturbador.

He leído sus cuentos y también la novelita Violación que se mueve en el mismo universo de violencia, me ha encantado. La empecé y hasta que no la acabé no pude dejarla. Es una escritora torrencial, su escritura es rápida, nerviosa, angustiosa. ¡Me encanta!

Mi recopilación de relatos preferida es Infiel, historias de transgresión. El relato “Fea” cuenta la historia de una chica poco agraciada que trabaja como camarera; me ha gustado especialmente. Los relatos cortos son bastante largos, algunos podrían ser pequeñas novelas. No aconsejo leerlos seguidos, alternar con otra cosa más ligera, para no saturarte.

Aprovechamos también para hacer un pequeño balance del curso, pero eso os lo contaremos en otra entrada. ¡Disfrutad del fin de semana!

La inquietante Joyce Carol Oates

Joyce Carol Oates (Nueva York, 1938)

Joyce Carol Oates (Nueva York, 1938). Profesora de escritura creativa en la Universidad de Princeton. Utiliza Twitter como si estuviera escribiendo aforismos o líneas de poesía.

Venganza, sexo, violencia, asesinato, son ingredientes propios de un folletín, lo que hace que Oates vaya más allá, es la la forma de profundizar en la psicología de cada personaje; la manera en la que te implica como lector, te exige que recompongas la historia, que la ordenes y la encajes. Estamos disfrutando mucho con este libro de relatos, La hembra de nuestra especie, aunque algunos ya nos habéis contado que estáis un poco descolocados. Y es que esta escritora torrencial (ha escrito más de cien libros) resulta a veces inquietante, te descoloca, te obliga a permanecer alerta.

En la sesión del jueves 19 de mayo, comentarehembramos especialmente los relatos titulados: Obsesión y El angel de la ira, aunque os animamos a leer todo lo que podáis. En la cesta del club hemos dejado otras obras de Oates: Una hermosa doncella, Violación : una historia de amor; La hija del sepulturero, Infiel: historias de transgresión (para muchos la mejor recopilación de relatos de la autora). En el vídeo de abajo aporta muchos consejos para escribir.

En mis relatos hay distinta gente y distintas voces, y además una voz interior de cada personaje, que puede tener dos o tres voces. Elijo los nombres muy cuidadosamente, los escenarios. El trabajo de la literatura es un trabajo de arte que tiene cualidades musicales, y para mí es muy atmosférico. Es como si estuviera creando un mosaico en tres dimensiones: el tono musical, los momentos de belleza, momentos de poder…y sentido de comprensión de lo que la gente ve. Pero es de una forma intuitiva.

Lo que sea que une a las personas había desaparecido

Componentes del club de lectura de la BUR. Al fondo el edificio de la Biblioteca. Logroño, 21 de abril de 2016.

Componentes del club de lectura de la BUR. Al fondo el edificio de la Biblioteca. Logroño, 21 de abril de 2016. Universidad de La Rioja.

Doce personas nos juntamos ayer en el club de lectura para abordar un relato corto cuanto menos sorprendente: La última noche de James Salter. Había distintas interpretaciones del cuento y desde luego no dejó indiferente a nadie. Para unos, la historia de la esposa con una enfermedad terminal que es ayudada por su marido para acabar con su vida pero antes hace una cena de despedida con una amiga de la familia, (que resulta ser la amante del marido) no es verosímil; en cambio otros opinaban que todo es posible. Aquí os dejamos un pequeño resumen.

El personaje del marido me resulta un poco perturbador, a veces consecuente y otras un auténtico estúpido; la relación de pareja tampoco me parece idílica: Era un hombre sociable pero también quisquilloso, que tartamudeaba un poco al principio y que vivía con su mujer de un modo satisfactorio para ambos. (Página 143)

la_última_noche_james_salterMe ha hecho pensar en la muerte, en el significado de la palabra amor, la traición, la infidelidad. La importancia de los objetos, la despedida. Me gusta porque no es sensiblero y tampoco resulta frío, me encanta la escritura de Salter: claro, conciso, concreto y a la vez denso. Con dos pinceladas te pone en situación.

He leído todos los relatos y recomiendo no leerlos seguidos porque te abruman, es mejor leerlos salteados o alternando con otras lecturas. Los relatos cortos requieren mucha concentración y a menudo una relectura.

Salter tiene voz propia (algo difícil de encontrar) y va dejando indicios, pequeñas pistas, deja caer elementos que luego acaban encajando perfectamente.

Comentamos también lo bien traducidos que están los cuentos de Salter. El traductor es Luis Murillo Fort. Buscando en nuestro catálogo hemos descubierto que ha traducido también estas tres excepcionales novelas. Las dejamos en la cesta del club de lectura.

Estas tres magníficas novelas tienen en común haber sido traducidas del inglés por Luis Murillo Fort.

Estas tres novelas tienen en común (además de ser magníficas) el  haber sido traducidas del inglés por Luis Murillo Fort.

Nos despedimos leyendo el final del cuento : Así fue como Walter y Susanna se separaron, tras ser descubiertos por Marit. Se vieron dos o tres veces con posterioridad, a instancias de él, pero no sirvió de nada. Lo que sea que une a las personas había desaparecido. Ella dijo que no podía evitarlo. Que las cosas eran así.

Jornadas de Álbum ilustrado de la Rioja

Cartel ilustrado web

Desde la Biblioteca de la Universidad de La Rioja hemos organizado para los próximos 19 y 20 de febrero, las I Jornadas de Álbum ilustrado de La Rioja. Las vamos a dedicar a Maurice Sendak, un creador que ha sabido reflejar magistralmente las fantasías de millones de niños (y de algunos adultos) de todo el mundo. Tendremos como invitados al crítico Gustavo Puerta Leisse, la traductora y especialista en LIJ Ellen Duthie y al ilustrador Javiér Sáez Castán.

Día 19, 19.00. Ponencia de Gustavo Puerta Leisse en el Ayuntamiento de Logroño. No hay que inscribirse. ¡Entrada libre!

Día 20, 9.15 a 19.30. Edificio Politécnico de la Universidad de La Rioja. (Luis de Ulloa, 20). Es necesario inscribirse. Precio: 10 € (Se abonará a la llegada)
Para este día la organización facilita en el mismo edificio un menú de 12 € para los que deseen quedarse a comer. Si está interesado no olvide indicarlo en el boletín de inscripción. Durante todo el día 20 en el vestíbulo estará instalada una exposición con los álbumes que hemos recopilado del gran ilustrador, algunos todavía inéditos en español. Habrá también música y alguna que otra sorpresa.

Las Jornadas están orientadas a docentes, estudiantes, especialistas y padres y madres; en general para todos los amantes de la Literatura Infantil y Juvenil y por supuesto para todos los interesados en el mundo de la ilustración y el arte. Diploma de asistencia: Se dará diploma a las personas que se inscriban en las Jornadas y asistan tanto el día 19 como el 20.

Os dejamos aquí el Boletín de inscripción de la jornada del día 20 y el tríptico de las jornadas. Para cualquier duda llamadnos al 941-299195 (en horario de 9 a 14 horas) o escribidnos al club de lectura. ¡Ultimo día para inscribirse 15 de febrero! ¡Os esperamos!

Bartleby el escribiente

Bartleby el escribiente : un relato de Wall-Street / Herman      Melville, Stéphane Poulin Alianza,  2014

“Bartleby el escribiente” : un relato de Wall-Street / Herman Melville; ilustraciones de Stéphane Poulin.  Alianza, 2014

La cantidad de interpretaciones que ha suscitado a lo largo de los años el relato de Melville, Bartleby el escribiente, fueron protagonistas de la sesión del jueves 19 de marzo en nuestro club de lectura.

Una sesión sosegada que nos permitió profundizar en este ambigüo y polivalente relato.

La historia tiene tanta fuerza que no precisa de ilustración alguna, es más, casi resulta más misterioso sin ilustraciones. Pero éstas de Poulin son muy sugerentes y la edición de auténtico lujo.

Yo veo a Bartleby como una persona con una profunda depresión, que claudica en vida, que se deja morir.

Es un relato cargado de filosofía, de ética, deberían leerlo en los Institutos y en la Universidad (especialmente en GADER) porque habla de la resistencia pasiva, de la resiliencia, la obediencia, la capacidad para decir no, el rechazo a la esclavitud, etc.

Me parece un relato redondo porque tiene misterio, engancha y el final es demoledor. Tiene la capacidad de dejarte con un runrun, dándole vueltas en la cabeza, me pone nerviosa.

Es estupendo para leer en voz alta, suena de maravilla, muy bien escrito; con un lenguaje meticuloso y preciso. Hacía mucho que un relato no me impresionaba tanto, eso de las cartas muertas me ha dejado estupefacta.

Parece ser que Melville leyó una breve noticia de prensa, el anticipo de un relato anónimo, la recortó y la guardó.

En el verano de 1843, al tener una gran cantidad de copias que hacer, contraté de forma temporal a un nuevo copista, que me interesó de forma singular por su actitud modesta, silenciosa y caballeresca, y por la intensa aplicación con que se entregaba a su trabajo.

Diez años después leyó un artículo sobre la Oficina de Cartas Perdidas de Washington y eso le inspiró un final sorprendente, uniendo ambos creó este cuento.

En resumen, uno de los grandes méritos de la historia es la respuesta múltiple que provoca en el lector y las especulaciones que genera. Y como ya eran más de las nueve de la noche repartimos el siguiente texto, La metamorfosis de Kafka, y nos despedimos.

Las tiras cómicas de Flannery O’connor

Cómic del mes de octubre

Cómic del mes de octubre de la BUR ( nº 23) . O’ Connor era una amante de los pájaros. En su granja crió patos, pavos, gansos, etc. Con 6 años enseñó a un pollo a andar hacia atrás.

Despedimos este caluroso mes de octubre que huele a membrillo con un cómic que es una rareza, recoge los dibujos de una de las mejores escritoras de relatos del siglo XX, Flannery O’Connor; aunque un tanto rudimentarios son muy expresivos, se han comparado con los de Marjane Satrapi en Persepolis.

O’Connor (Sur de Estados Unidos,1925-1964) aconsejaba a los aspirantes a escritor que empezaran a mirar y no se preocupasen tanto por la técnica a emplear. Ella experimentó primero con las artes plásticas para desembocar en la escritura. Cuando creó estas viñetas era apenas una adolescente (sus primeros años de Universidad) y están llenas de cinismo y mordacidad y desde luego hay un innegable talento en ellas. Por cierto, aparece varias veces la biblioteca. Hay una viñeta con este pie de foto: ¿Tiene libros que los profesores no recomienden especialmente?

Tiras cómicas y obras de oconnor

Una magnífica manera de iniciarse en el universo literario de O’Connor o si ya se conoce su obra resultará muy agradable descubrir esta nueva faceta.

La edición de Nórdica es de lujo y recoge información detallada sobre la vida de la autora y las circustancias en las que creó estas tiras. La obra ha recibido ya varios premios internacionales. En la Planta baja de la Biblioteca os espera. ¡Que aproveche!