Memorias de África

Sala de lectura de la planta baja de la BUR. Logroño, 20-10-2016

Hablando de Memorias de África. Sala de lectura, Planta baja de la BUR. Logroño, 20-10-2016

Ayer jueves 20 de octubre tuvo lugar la primera sesión del club de lectura de este curso 2016-2017. Nos juntamos 12 personas y tras los saludos y las presentaciones abrimos un primer turno de intervenciones para conocer las opiniones de todos sobre Memorias de África.

La novela me ha gustado mucho, he aprendido muchas cosas sobre África, sobre los kikuyus (nativos), los somalíes, sus costumbres, sentido de la justicia, etc. Las descripciones de animales y paisajes me han conmovido.

He estado en África y conozco esos paisajes que menciona Blixen pero creo que lo idealiza, ahora las ciudades como Nairobi (que ella menciona) están llenas de basura. Los nativos viven en reservas y se ponen sus trajes tradicionales para los turistas y cobran por las fotos. Esa idealización yo no la comparto. Me irrita el colonialismo y la expropiación de las tierras y ese sentirse superiores de los blancos. 

No he podido con la novela, tanta descripción, tanto paisaje, no he llegado ni a la mitad.

Comentamos que hay que enmarcar la obra en el momento en que fue escrita, no puede descontextualizarse. Es verdad que Blixen habla a veces de los nativos como seres inferiores, los cuida y protege pero desde arriba. Los europeos que llegaban a África no se consideraban colonizadores o inversores sino bondadosos administradores. El libro es también una sentida fotografía de la vida colonial en África durante las postrimerías del Imperio británico.

El jueves 20 de octubre de 2016 hablaremos de Memorias de África. Una novela que transmite ganas de vivir. Nos acercaremos a esta fascinante mujer: Isak Dinesen. 19.30 horas BUR.

Tras su regreso de África, escribió relatos que tuvieron también un éxito inmediato.

Yo me quedo con la fuerza de esta mujer que hacía de todo, lo mismo conduce un tractor, que caza leones, monta en avioneta, cura a los nativos, acoge a todo el mundo en su casa, etc. ¡No me extraña que la llamaran la leona!

Es una novela larga (370 páginas), contiene relatos cortos, no tiene una estructura narrativa lineal ni sigue ninguna cronología pero transmite una pasión por la vida que pocas veces encuentra una en un libro. Creo que ahí radica su éxito. 

La recomiendo a la gente que le gusta viajar y disfruta con las novelas de viajes.

Aclaramos también que en la novela la parte amorosa no tiene apenas peso (salvo el último capítulo en el que habla del accidente y la tumba de su amante) y que en cambio la oscarizada película hace mucho hincapié en la historia de amor. Para ello se usaron los diarios de Blixen que escribió posteriormente. Varias personas coincidieron en que la última parte, cuando hace los preparativos para irse de la granja, es especialmente conmovedor: Yo era la última persona que me daba cuenta que tenía que marcharme. Las colinas, los bosques, el viento, las praderas y los ríos sabían que nos íbamos a separar. (Página 319)

Y seguimos hablando y comentando párrafos especialmente significativos, etc. Y ya eran más de las nueve y nos despedimos pero hubiéramos podido seguir. Una sesión muy intensa. La próxima la dedicaremos a los relatos de John Cheever.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s