La nieta del Señor Linh

El próximo jueves 22 de diciembre tendremos nuestra segunda sesión del club de lectura. Elegimos La nieta del señor Linh porque en solo 126 páginas el francés Philippe Claudel consigue meternos en una atmósfera llena de ausencias y nostalgias: por la tierra perdida, la vida en el campo, los paisajes, los banianos, el propio idioma, pero sobre todo la familia.

El señor Linh es un hombre perdido, un ser humano desubicado, fuera de su hábitat; sus únicas pertenencias son una maleta con una correa alrededor para evitar que se abra y su nieta. Frases cortas, rotundas, afiladas, que nos atrapan y nos meten sin previo aviso en el drama personal del Señor Linh; un estilo sobrio y delicado, alejado de sentimentalismos.

Así comienza: Un anciano en la popa de un barco. En los brazos sostiene una maleta ligera y a una criatura, todavía más ligera. El anciano se llama Linh. Es el único que lo sabe, porque el resto de las personas que lo sabían están muertas.

Claudel consigue engancharnos y nos obliga a seguir leyendo para averiguar el destino de esos personajes tan vulnerables. El final de la novela es seguramente una de las sorpresas mejor guardadas del libro; pero para que la historia resulte verosímil y nosotros como lectores entremos en el juego tienen una importancia capital otros elementos : la cubierta y la contracubierta. Sin la complicidad del editor, sin cuidar este aspecto, la obra perdería parte del encanto.

Se ha traducido a varios idiomas y en cada país han optado por una imagen distinta; a la derecha la humilde y sutil  cubierta de la edición francesa.
¿Qué tal si escuchamos un poco de música para impregnarnos de esa atmósfera de la novela? ¿Quizá Vietnam?

Philippe Claudel es profesor, guionista y director de cine. En 2009 en los desgraciadamente desaparecidos Cines Golem de Logroño vimos una película que nos impactó y que comparte con este libro ese ambiente lleno de carga emocional, de personajes golpeados por la vida: Hace mucho que te quiero = I’ ve love you so long 

Por eso nos ha sorprendido gratamente saber que Claudel también se mueve ágilmente en el terreno de la comedia.  Después de leer La nieta del señor Linh  no queda mucho resquicio para el humor y sorprende saber que Claudel es también el director de una película tan hilarante como Tous les soleils = Silencio de amor. Una película (autobiográfica, el protagonista es profe como el propio Claudel) que daría ella solita para una sesión del club por sus ingeniosos diálogos y sus personajes rocambolescos.

Sed puntuales el jueves que son muchos los temas que nos aguardan.

¡Os esperamos a las 19.30 en la Planta Baja de la Biblioteca!

Anuncios

8 pensamientos en “La nieta del Señor Linh

  1. Sorprendente lo de igualar “libro preferido” con “razones alejadas del sentido común”. Es posible hacerlo, por supuesto, pero si el corazón tiene sus razones que el cerebro no entiende, alargando la cita podríamos decir también que el cerebro tiene sus sentimientos que el corazón no siente.

    Aceptando de todos modos ese criterio de selección, mi libro preferido fue “La vida exagerada de Martín Romaña” de Bryce Echenique, primera parte de su “Cuaderno de viaje en un sillón Voltaire”. Esos títulos me resultaron irresistibles y me lo compré sin saber nada del autor pero tuve mucha suerte porque descubrí a uno de los mejores escritores en castellano. Se lo recomiendo siempre a todo el mundo.

    Me gusta la traducción al alemán del título. Vendría a ser algo así como “M. Lihn y el don de la esperanza”. Creo que mejora el original.

    • ¡Hola Rafael! Quizá no nos hemos explicado bien, no nos referimos a “tu libro preferido” en abstracto, en general, sino en este contexto: preferido porque la cubierta te ha cautivado, por la apariencia, el tamaño, etc.
      Independientemente del contenido.
      En cualquier caso tomamos nota de tu recomendación.
      No habíamos reparado en lo del alemán.
      ¡Nos vemos el jueves!

  2. Es extraño encontrar en la literatura occidental del siglo XXI relatos tan entrañables como este, tan sencillo y conmovedor. La moraleja que podríamos sacar es la importancia de las relaciones humanas, la amistad, aunque se sustente solamente en dos palabras “Buenos días”.

  3. ¡Buenos días Maia!
    Pues sí ¡Qué poca importancia damos a los detalles cotidianos!
    Un sencillo saludo, una mirada cariñosa, pequeños gestos que te pueden salvar el día.
    Y qué paradoja verdad, incluso sin conocer el idioma, puedes hacer compañía a otro, con tu sola presencia, con sentarte a su lado en el autobús, con una mano sobre el hombro. ¡Todos necesitamos cariño!
    ¡Buenos días, señor Taolai!
    Nos encontramos esta tarde en la sesión del Club de lectura.

  4. Algunos no nos hemos percatado de la verdad del señor Linh. O estábamos pensando en otra cosa sin leer con atención o ¿será que querríamos otra realidad y nos la creemos como el protagonista? De todas formas ¡CHAPEAU! para Philippe Claudel

    • Pues sí Elena, ése final sorprendente, sútil, que casi se desliza en la página 123 así somo sin querer… y que te obliga a reconstruir de nuevo la historia en tu mente.
      Hay otros libros bien escritos, con hermosas historias de amor, con personajes inolvidables, con atmósferas agobiantes, etc. pero con todo eso y que además te sorprendan no hay tantos.
      Claudel juega con nosotros lectores, nos lleva y nos trae a su antojo y además nos emociona.
      ¡De mayor quiero escribir como Philippe Claudel!
      ¡Felices fiestas Elena!

  5. Esta segunda sesión del recién estrenado club de lectura ha sido apasionante.
    Hemos recreado la historia del señor Linh desde las distintas perspectivas que nos teje el autor en la obra, las propias de cada lector y las que hemos compartido con los demás, desde nuestros diferentes puntos de vista, sensibilidades, personalidades…
    Ha sido muy enriquecedor; emocionante en algunos momentos, risas en otros, discusiones fundamentadas, intercambio de conocimientos, de impresiones…
    Previa, la creación del ambiente propicio, con las imágenes y la música del Vietnam, pais de donde viene el protagonista, y la batuta inmejorable de nuestra directora de lectura, que nos hace llegar a estas impresiones, emociones , conocimientos, paratextos, entretextos, y en definitiva al placer de la lectura.
    Gracias Carmen por hacernos pasar estos momentos tan bellos…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s